Noticias

Tecnología
En China ya es obligatorio escanear el rostro al comprar un nuevo teléfono

En China ya es obligatorio escanear el rostro al comprar un nuevo teléfono

Así funciona la medida con la que el Gobierno quiere garantizar la identificación de los usuarios que contraten una nueva línea móvil.

2 Dic 2019 11:47Por: canalrcn.com

A los ciudadanos de China ya se les exige a entregar los datos biométricos de sus rostros para contratar una nueva línea de telefonía móvil, el requerimiento también aplica para quienes van a registrar un nuevo celular.

La medida hace parte de una regulación del Gobierno anunciada en septiembre de este año, la cual tiene como objetivo "proteger los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos en el ciberespacio".

Desde el 1 de diciembre comenzó a regir la norma que obliga a los ciudadanos a mostrar su tarjeta de identificación nacional y someterse a un escaneo facial para verificar su identidad cada vez que compren un nuevo teléfono o una línea móvil.

La norma fue impulsada por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información con el fin de "fortalecer" el sistema y garantizar la identificación de los usuarios de líneas telefónicas. 

Así mismo, con esta estrategia, el Gobierno chino espera disminuir el fraude, especialmente en estafas como el 'sim-swapping' (estafa en la que hackers se hacen pasar por otras personas para obtener su tarjeta SIM). 

Sin embargo, la medida también supone graves riesgos en materia de ciberseguridad para los usuarios. 

Esta no es la primera vez que China realiza acciones para relacionar las acciones digitales de una persona con su identidad nacional.

En 2017, se etableció que las plataformas de internet deberían verificar la identidad de un usuario antes de que este pudiera publicar un contenido en la red.

Y es que China se ha enfrentado en repetidas ocasiones a la crítica de organizaciones de derechos humanos que acusan al Gobierno de espiar, rastrear y reprimir a sus nacionales a través de estas herramientas.

China cuenta con una serie de leyes que cohartan la libertad en internet de sus ciudadanos.

Actualmente, el país asiático cuenta con la red de videovigilancia más grande del mundo, la cual es capaz de encontrar a un ciudadano en segundos gracias a que está equipada con alta tecnología de reconcimiento biométrico.

Además, tiene uno de los mayores firewalls jamás construido, con el que pueden filtrar los contenidos que se publican en internet y tener el control del tráfico en la red. 

NoticiasRCN.com