El paisaje de cráteres fue captado por la sonda china ‘Chang'e 4’ desde el lugar donde realizó su exitoso alunizaje el pasado 3 de enero.