Foto: Freepik

Las siete medidas que evitan el daño de sus ojos por exposición al celular

Tecnología
22 May 2019 17:23
Foto: Freepik
El uso del celular durante tiempos prolongados puede causar problemas en los ojos, desde enrojecimiento hasta la pérdida irreversible de visión.
Todos, por lo general, usamos el celular al irnos a la cama. Antes de dormir llegamos a pasar hasta dos horas (algunos dirán que más) frente al teléfono. Pasamos de WhatsApp a Instagram, revisamos el correo, chequeamos nuestras fotos, subimos algo a Facebook.
 
Pero, ¿esto afecta nuestros ojos? quise resolver algunas dudas y consulté al doctor Jairo Naranjo, cirujano oftalmólogo de la Clínica Marly, para que respondiera las preguntas más frecuentes frente a los mitos y realidades del uso de dispositivos móviles. Aquí les presento algunas de ellas:
 
¿Por qué los ojos se sienten secos cuando miramos fijamente el celular por largo tiempo?
 
Este es uno de los síndromes que produce la disminución en el parpadeo de cinco a diez veces por minuto.  El cerebro entiende que se debe tener una mayor concentración, produciendo inflamación, irritación y enrojecimiento del ojo. Esta condición permanente puede causar daños como úlceras en la córnea.
 
¿La luz azul que contiene el 90% de los celulares hace daño?
 
Pues la respuesta es sí. Es la luz más dañina de todo el espectro y trae como consecuencia la pérdida irreversible de nuestra visión.
 
¿A qué se debe? Resulta que la sobre exposición a la luz azul genera un trastorno en la mácula que es el centro de la retina y nos permite tener la visión de detalle o fina.   
 
Debido al uso de las pantallas, se está presentando el daño macular en población menor de 45 años, siendo esta patología propia de personas entre 70 y 80 años y antiguamente se daba solo por condiciones de edad y factores hereditarios. 
 
Luz del celular Freepik
 
¿Por cuánto tiempo es bueno dejarle el celular a los niños para que se entretengan?
 
En general no es una buena idea hacer esto en edades tempranas porque los niños pueden desarrollar cualquier grado de miopía.
 
Estas posiciones inadecuadas o de visión de esfuerzo por el uso de estos dispositivos, hacen que niños expuestos durante mucho tiempo padezcan de esta anomalía. 
 
El desarrollo ocular en infantes se da entre los siete y ocho años de edad, por lo que la exposición a la luz de pantallas en esta etapa genera algunos grados de miopía temprana.
 
En México, estudios dan cuenta que el 20% de los niños expuestos a pantallas presentan algún grado de miopía, según explica el doctor Naranjo. 
 
Smartphones niños
 
Las cataratas también aparecen en edades tempranas con el uso excesivo de dispositivos móviles, patología que antes solo se presentaba en edades de 60 a 70 años. 
 
Pero ¡Alto! no hay que asustarse, también hay buenas noticias. Estas patologías se pueden prevenir siguiendo recomendaciones:
 
1. Hacer pausas activas de cinco minutos, después de 30 de uso continuo de celular para evitar la fatiga del músculo que se encarga de la acomodación y así evitar dolores de cabeza y cansancio ocular. 
 
2. Realizar ejercicios haciendo foco en objetos lejanos y cercanos alternadamente.
 
3. Cuando utilizamos el celular por más de ocho horas, usemos lubricantes o lágrimas artificiales para mantener húmeda la película lagrimal.
 
4. No permitir que los niños tengan un tiempo de exposición a dispositivos móviles superior a 30 minutos al día. También deben hacer pausas activas de cinco minutos. 
 
5. A la hora de comprar un celular debemos preguntar al asesor si tiene filtro de luz ultravioleta azul y capacidad de adaptar la intensidad del brillo para no dar al ojo el mayor reflejo, sobre todo en sitios oscuros. 
 
6. Recuerda, si eres de los que apaga la luz y subes todo el brillo de tu celular debes cambiar este hábito, colocar un nivel moderado y usar gafas que permiten tener una visión óptima. 
 
7. No dejes de utilizar el celular con la máxima corrección posible, las gafas, por ejemplo, tienen filtro de luz adicional. 
 
La distancia recomendada del uso del celular debe ser de 40 o 50 centímetros entre los ojos y el dispositivo.
 
 
Si ponemos en práctica estas fáciles recomendaciones podemos llegar a tener una magnifica salud visual, pero lo más importante es consultar con un médico especialista al menos una vez al año para efectuar los diagnósticos y correcciones necesarias. 
 
Es claro, no dejaremos de utilizar los dispositivos, hoy nuestro trabajo y vida social gira en torno a ellos, la clave es actuar de manera preventiva
 
Patricia Rangel Enciso/NoticiasRCN.com