El CEO de Apple, Tim Cook, presenta el iPhone 5C. Foto: AFP

"Apple busca recuperar mercado con celulares de bajo precio"

Tecnología
10 Sep 2013 13:38
El CEO de Apple, Tim Cook, presenta el iPhone 5C. Foto: AFP
De acuerdo con analistas, el gigante tecnológico arriesgó imagen por mercado con la presentación del iPhone 5C.
La gran espera terminó. Apple presentó sus nuevas propuestas de teléfonos inteligentes. El iPhone 5C que viene en cinco colores y se venderá desde los 99 dólares; y el 5S un celular de alta gama que tendrá reconocimiento de huella dactilar y un nuevo procesador.
 
La introducción de un teléfono de precio bajo supone un antes y un después para la compañía fundada por Steve Jobs, un viraje en su estrategia de negocio, hasta ahora orientada a la exclusividad y la innovación de la gama alta.
 
Para el director de análisis de la consultora IDC, Rafael Achaerandio, el movimiento de la empresa hacia teléfonos de gamas medias y bajas es una estrategia "más defensiva que ofensiva".
 
Según datos de Gartner relativos al segundo trimestre del año, Apple ostenta un 14,7 % de la cuota mundial del mercado de teléfonos inteligentes (frente a un 18,8 % del mismo periodo del año anterior), mientras que su competidor directo, Samsung, con teléfonos de todas las gamas, es el líder con un 31,7 % del mercado.
 
Apple es consciente de que el negocio de los teléfonos inteligentes no deja de crecer: la venta de estos dispositivos creció entre abril y junio un 46,5 %, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según estimaciones de la consultora.
 
La penetración de celulares inteligentes en los países económicamente más avanzados es alta, pero los mercados emergentes suponen una gran oportunidad para los fabricantes.
 
Por ello, una versión de iPhone a precios competitivos, que a juicio del consultor de IDC ofrecerá menos capacidades y servicios que su "hermano mayor", supondría para Apple una apetitosa fuente de ingresos.
 
Pero lanzar terminales "para todos los públicos" y comenzar una guerra de precio con los rivales, especialmente con Samsung, no sólo supondría sacrificar márgenes, sino también perder esa imagen de marca que se ha cimentado en la sofisticación.
 
"El cliente de Apple busca algo diferente. Cuando los terminales estén tan masificados, va a perder un poquito del aura de diferenciación que ahora mismo tiene", ha sostenido Achaerandio.
 
Sin embargo, es una realidad que la empresa de la manzana pierde cuota de mercado y que sus acciones, que estuvieron el año pasado por encima de los 700 dólares, cotizan por debajo de los 500, acciones que tras el lanzamiento del celular 5C, pasaron brevemente a positivo.
El analista de IDC ha reconocido que las cosas en Cupertino no son "exactamente iguales" a cuando Jobs estaba al frente del negocio.
 
"En los últimos años muchos comentan que la curva de innovación y 'disrupción' no está siendo tan rápida como podría ser. De hecho, los últimos iPhones no introdujeron cambios revolucionarios", señaló.
 
EFE