139371

Tecnología

Tratamiento del espacio contra el cáncer llegará a la Tierra

Ciencia - Febrero 28 de 2014, 11:20 am
Los globos azules son los marcadores del cáncer y los cafés las microcápsulas. Foto: oficial

Científicos de la Nasa buscan ofrecer curas más eficientes contra la enfermedad.

El invasivo tratamiento contra el cáncer es un mal necesario para muchas personas que son diagnosticadas con la devastadora enfermedad. Estos pacientes se enfrentan a terapias que tienen efectos secundarios devastadores -como las náuseas, la pérdida de cabello e incluso la falla de órganos- con la esperanza de erradicar la enfermedad de su cuerpo. 
 
Sin embargo, una nueva terapia que fue probada por la Nasa en el espacio entregaría a los médicos una nueva alternativa para disminuir la toxicidad en el cuerpo con los tratamientos de la quimioterapia y radiación.
 
El Sistema de Procesamiento de Microencapsulación Electrostática (MEPS-II), liderado por Dennis Morrison, antiguo científico del Johnson Space Center, usó el entorno de microgravedad en la Estación Espacial Internacional para desarrollar microcápsulas biodegradables que contienen combinaciones específicas de fármacos antitumorales. 
 
“La técnica que tenemos para hacer estas microcápsulas no se podía hacer en el suelo, ya que las diferentes densidades de los líquidos formarían capas”, explica Morrison. “Pero en el espacio, ya que no hay sedimentación debido a la gravedad, todo se vuelve esférico”, agrega. 
 
En el espacio, la tensión superficial da forma a los líquidos en esferas, por eso fue posible unir dos líquidos imposibles de mezclar en la tierra (el agua, en un 80%, y el aceite, en un 20%) para crear microcápsulas rodeadas por una delgada membrana externa semipermeable.
 
Aunque el equipo logró implementar la tecnología en la Tierra, la tecnología MEPS–II tuvo un freno desde 2002, cuando fue producida en la estación espacial, por problemas para conseguir inversores, pero ahora el sistema está llegando a un nivel comercial gracias a la empresa NuVue. 
 
El sistema completo consiste en unas agujas guiadas con ultrasonido con las que los médicos inyectan las pequeñas cápsulas en los sitios específicos del cuerpo donde se manifiesta el tumor, reduciendo los desagradables efectos secundarios de la quimio y la radiación, que implica la inyección farmacéutica en todo el cuerpo para el tratamiento de células cancerosas presentes en un paciente.
 
Además, cada microcápsula puede incluir una combinación de fármacos a la medida de un paciente específico, y pueden ser diseñados para liberación en el tiempo, proporcionando efectos terapéuticos más duraderos dentro de los tejidos cancerosos del paciente.
 
En pruebas de laboratorio, las microcápsulas probaron ser más eficientes que los métodos tradicionales cuando fueron inyectadas directamente en una próstata humano y los tumores de pulmón en modelos animales, pues inhibieron el crecimiento del tumor. 
 
Ahora, los estudios de Morrison, que se han enfocado principalmente en el cáncer de próstata y de pulmón, se centrará en el cáncer de mama para el proceso de aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).
 
Pese a que tomará varios años para que el equipo obtenga la aprobación para el nuevo método como una opción de tratamiento para la enfermedad, varios dispositivos desarrollados para inyectar las microcápsulas, como las agujas de ultrasonido y los marcadores de imagen, se empezarán a realizar estudios preclínicos el próximo año. 
 
NoticiasRCN.com
cancer nasa tierra cientificos NuVue. FDA Estación Espacial Internacional