149221

Tecnología

Ciudad surcoreana es invadida por cazadores de meteoritos

Ciencia - Marzo 18 de 2014, 11:18 am
Una de las condritas (un tipo de meteorito) encontradas en Jinju. Foto: AFP

Las personas llegaron a Jinju para encontrar alguna roca de la lluvia de meteoritos de la semana pasada.

Los cazadores de recuerdos espaciales han acudido en masa a la localidad surcoreana de Jinju donde hace una semana cayó una lluvia de meteoros en busca de alguna piedra para llevar a su casa. Sin embargo, las autoridades han prohibido que se saquen del país los restos del objeto caído del espacio.
 
Días después de observarse una lluvia de meteoritos el pasado 9 de marzo, dos lugareños hallaron en esta localidad al sureste de Corea del Sur sendas rocas negras de 9 y 4 kilogramos.
 
El Instituto de Investigación Polar de Corea (Kopri) confirmó el pasado domingo que las rocas son fragmentos de un meteorito, lo que ha provocado un aluvión de visitantes a la zona con el objetivo de hallar más restos.
 
Además, las afirmaciones de la prensa de que las "condritas (un tipo de meteorito) podrían traer buena suerte han despertado la fiebre por las piedras espaciales", dijo un responsable de la Administración de la Herencia Cultural de Corea (CHAK).
 
Por eso cientos de personas escrutan colinas y campos de arroz en busca de meteoritos, algunos con ayuda de GPS y detectores de metales, según la prensa.
 
Muchos de los llegados estos días a Jinju buscan comercializar los posibles nuevos fragmentos del objeto espacial, que dependiendo de su composición podrían alcanzar un precio de entre 5 y 10 dólares por gramo en el mercado, informa el diario local Joongang.
 
El periódico asegura que un "cazador de meteoritos" estadounidense acudió a la zona para repartir sus tarjetas de visita entre los residentes y ofrecerse a comprar las rocas que pudieran aparecer.
 
El Kopri comentó que podría haber más fragmentos, que según las leyes de Corea del Sur pasarían a ser propiedad de quienes los hallen primero.
 
En esta coyuntura, el primer ministro surcoreano, Chung Hong-won, ordenó a las autoridades buscar maneras de prevenir que se saquen del país las rocas espaciales con el fin de conservarlas para fines de investigación.
 
Por ello, exigió revisar la ley para que el Gobierno pueda de algún modo garantizar que estos sean designados "monumentos naturales" y que permanezcan así en el país.
 
Mientras, muchos residentes de Jinju han mostrado su malestar por el acceso de extraños a las propiedades agrícolas de la zona y algunos incluso han colocado carteles en los invernaderos para disuadir a los buscadores de meteoritos.
 
El único meteorito que exhibe Corea del Sur en sus museos, caído en 1943, es propiedad de Japón y está cedido en préstamo. 
 
EFE
 
meteoritos jintu lluvia corea sur