Noticias

Salud

Consecuencias de ver demasiada pornografía

consecuencias-del-porno-en-el-cerebro

Los efectos negativos para el cerebro que genera consumir pornografía en exceso

Estudio analiza el comportamiento del cerebro al consumir constantemente contenido para adultos y arroja resultados preocupantes.

19 Dic 2019 19:39Por: canalrcn.com

El consumo de pornografía se ha hecho cada vez un acto más normal, lejos del tabú y del machismo, pues poco a poco las mujeres han demostrado que también son consumidoras de este tipo de contenido.

Aunque la ciencia está dando sus primeros pasos en investigar las consecuencias neurológicas del consumo de porno, muchos no aceptan que la salud mental y la actividad sexual de los millones de consumidores de pornografía en el mundo, están experimentando efectos negativos, entre los cuales está la disfunción eréctil y la depresión, lo que claramente no es un tabú, sino una realidad.

Un estudio publicado por The Conversation dejó claro que las características de los videos pornográficos disparan la plasticidad (capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse luego de una experiencia determinada), la cual, combinada con la accesibilidad y el anonimato que da el porno, convierte a los usuarios en sujetos extremadamente vulnerables a sus efectos hiperestimulantes.

Consecuencias de consumir porno

Las disfunciones sexuales son provocadas a largo plazo por el consumo de pornografía, especialmente en porque afecta la capacidad para conseguir erecciones, incluso para alcanzar el tan deseado orgasmo al mantener relaciones sexuales con otro individuo.

Aunque parezca algo imposible y uno más de los tantos mitos de consumo de pornografía, el grado de satisfacción sexual a la hora de mantener una relación, y el compromiso sexual con la otra persona, también pueden verse altamente afectados.

Te puede interesar: ¡Ojo! Pasar mucho tiempo a solas afecta el comportamiento social

Todo esto sucede porque el cerebro responde a la estimulación sexual liberando dopamina, el neurotransmisor asociado principalmente a la anticipación de recompensa, el cual actúa también en la programación de recuerdos e información en el cerebro, es decir, cuando el cuerpo quiere comida, o sexo, por ejemplo, el cerebro recuerda lo que debe hacer para obtener el mismo placer.

Las relaciones personales se ven altamente afectadas, pues los consumidores están acostumbrados a la inmediatez de la satisfacción sexual, por lo que en vez de buscar a su pareja para llegar al orgasmo o experimentar su satisfacción, los consumidores al no tener la disposición total de su pareja, recurren a un teléfono o computadora cuando el deseo sexual los llama.

"La pornografía satisface cada uno de los requisitos previos para el cambio neuroplástico. Cuando los pornógrafos se jactan de que están yendo un paso más allá al introducir temáticas nuevas y más fuertes, obvian que deben hacerlo porque sus clientes están desarrollando una tolerancia al contenido habitual", dice el psiquiatra Norman Doidge.

El motivo por el cual los consumidores de pornografía experimentan dificultad a la hora de excitarse en compañía de su pareja, es porque están acostumbrados a obtener satisfacción sexual con mujeres jóvenes adictas al porno.

Lee también: Universo digital afecta salud de influenciadores y seguidores

Y es que las escenas que se pueden ver en los contenidos pornográficos, al igual que con las sustancias adictivas, son desencadenantes hiperestimulantes que producen una secreción antinatural de altos niveles de dopamina, lo que logra deteriorar el sistema de recompensa de la dopamina.

Los estudios científicos demuestran que las alteraciones en la transmisión de dopamina pueden facilitar la ansiedad y la depresión. Los consumidores de porno manifiestan más síntomas depresivos, una menor calidad de vida y su salud mental se ve más disminuida que aquellos que no ven pornografía.

El estudio también dio como hallazgo la necesidad que presentan los consumidores de porno, por ser cada vez más frecuente la visualización de contenido, en los usuarios compulsivos, incluso si no disfrutan lo que ven.

Esta es una de las características distintivas de la desregulación del circuito de recompensa, siendo la desconexión entre lo que desean y lo que les gustan, cada vez más constante.

Otra de las preocupaciones, fue un resultado que encontraron los expertos del Instituto Max Planck de Berlín, ya que descubrieron que cuando incrementa el consumo de porno en un sujeto, la activación cerebral era menos intensa que cuando se exponía a imágenes pornográficas convencionales. Lo que explica por qué los usuarios tienden a explorar gradualmente nuevos tipos de prono fuera de lo convencional y habitual.

De acuerdo a los datos recaudados por Pornhub revelan que los usuarios de su plataforma consumen cada vez más, menos porno convencional y se están inclinando por visualizar temáticas sexuales violentas o incestos, algo que realmente preocupa, pues podría influir directamente en las estadísticas de episodios violentos en la vida real.

Mira también: Vapear puede provocar las mismas enfermedades que el cigarrillo común

"El mecanismo imitador del cerebro indica que nos vemos influenciados automáticamente por todo aquello que percibimos, por lo que cabe la posibilidad de que exista un mecanismo neurobiológico que contagie la conducta violenta", explicó Marco Iacoboni, profesor de Psiquiatría en la Universidad de California en Los Ángeles.

Relación con la infancia

El consumo de porno se relaciona con el desgaste de la corteza prefrontal, es decir, la parte del cerebro encargada de la función ejecutiva que comprende la moralidad, la fuerza de voluntad y el control de los impulsos.

El papel de la función ejecutiva en el comportamiento se encuentra subdesarrollada durante la infancia, por lo que a los niños les cuesta regular sus emociones e impulsos.

En la adultez, el daño de la corteza prefrontal predispone al individuo a exhibir una conducta compulsiva y a tomar malas decisiones, más conocido como hipofrontalidad, lo que se resume en que el entretenimiento para adultos puede devolver las conexiones cerebrales a la una etapa temprana.

NoticiasRCN.com