Según el Ejército, los uniformados de 20 y 21 años se evadieron y cinco días después fueron hallados sin vida en un río. Las familias en Bogotá exigen una explicación.