Hasta la fecha 11 colombianos han perdido la vida por tratar de ingresar de forma irregular al sistema masivo de transporte de Bogotá sin pagar.