Noticias

Opinión

Tres lecciones de Kamala Harris para que los hombres no te vuelvan a interrumpir | Por: Karol Franco

El estudio de la Universidad de George Washington indica que los hombres interrumpen un 33 por ciento más cuando interactúan con una mujer.

16 Oct 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Karol Franco*
@karolfrancog en Twitter 

A las mujeres poderosas también las interrumpen. Lo que ocurrió en el debate vicepresidencial en Estados Unidos es un reflejo de lo que sucede en los diferentes niveles de interacción entre hombres y mujeres. Mike Pence interrumpió 16 veces a Kamala Harris durante el debate. Trump interrumpió a Hilary Clinton 51 veces en el 2016.

Admito que hemos validado la interrupción en estos espacios políticos, pero cuando uno de los oponentes lo hace el doble o el triple de veces es una alarma difícil de ignorar. Cuando sucede en el espacio laboral requiere trascender de la advertencia al cambio de comportamiento.

También sé que es un tema incómodo. Es brusco aceptar que un hombre (no todos) interrumpe a una mujer entre 3 y 5 veces, pero las investigaciones alrededor de ello son concluyentes y evidencian un problema. 

Por ejemplo, el estudio de la Universidad de George Washington indica que los hombres interrumpen un 33 por ciento más cuando interactúan con una mujer.  

Esto sucede porque a las mujeres se les mide con criterios diferentes. Se espera que la mujer maneje un tono de voz suave, que sea simpática y no tome rasgos masculinos asociados a la autoridad y al liderazgo.

Te planteo un reto: observar con ojo crítico las reuniones y detectar estas situaciones. Te vas a sorprender y vas a entender que las cifras no distan de la realidad. 

Ahora, lo importante es comprender los resultados negativos de interrumpir. No solo es maleducado, también tiene un efecto dañino para el ascenso laboral y en el desempeño de carrera de las mujeres. La participación femenina disminuye, las mujeres se inhiben, su compromiso y creatividad bajan.

Por otro lado, date cuenta que los prejuicios inconscientes nos impulsan a estos comportamientos. Seamos conscientes de nuestro lado sexista para detenerlo. 

La recomendación es, antes de interrumpir pregúntate si es necesario hacerlo, mejor toma nota de tus ideas y las expones en el momento que se te asigne. Recuerda que tiene mejor reputación quien reconoce el mérito de los colegas y no quien lo opaca.

Mujer: domina tu lenguaje corporal, inclínate hacia adelante, eleva tu seguridad personal, persiste en tus argumentos y acompáñalos con gestos que respalden lo que quieres decir. 

Mujeres, hemos recibido una lección grandiosa de Kamala Harris. Si te interrumpen sonríe, responde “estoy hablando” y prosigue.

*Directora de Revista Level. Experta en equidad de género

NoticiasRCN.com

Te puede interesar