Noticias

Opinión

Reconciliación y perdón, pero sin afanes ni réditos políticos | Por: Catalina Ortiz Rodríguez

Necesitamos pedirles a líderes políticos, alcaldes, senadores, exmiembros de las Farc que dejen de usar a las víctimas y de instrumentalizarlas para sus fines.

15 Sep 2020 5:01Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Catalina Ortiz Rodríguez*

@CataOrro en Twitter

Reconciliación y perdón, sí. Eso es lo que Colombia necesita, pero sin afanes ni réditos políticos. Venimos de un proceso de paz de cuatro años. Sin embargo, hace unas semanas hemos conocido que ‘Pastor Alape’ y otros ex miembros de las Farc han negado que en esa guerrilla haya habido reclutamiento, violaciones, abortos ilegales y fusilamiento de menores.

También conocimos esas imágenes de Sandra Ramírez, ex pareja de ‘Tirofijo’ y actual vicepresidenta del Senado, pidiéndole un abrazo a una de las víctimas, a Carmen López, que perdió a su hijo a manos de las Farc. Doña Carmen muy respetuosamente le negó ese abrazo y le dijo que lo que ella necesitaba conocer era la verdad, saber qué había pasado con su hijo.

Este domingo, Claudia López, alcaldesa de Bogotá, convocó a un evento de reconciliación luego de las muertes en unos de los días más violentos que ha vivido Bogotá. En su momento este evento era muy simbólico porque quería conmemorar a estas víctimas que además murieron en hechos de abuso de la fuerza policial. Sin embargo, se vieron opacados, el trasfondo se vio opacado por esa imagen de la silla vacía del presidente Iván Duque y de lo que había políticamente detrás de esto.

Necesitamos pedirles a los líderes políticos, a los alcaldes, a los senadores, a los exmiembros de las Farc que dejen de usar a las víctimas y de instrumentalizarlas para sus fines políticos. Las víctimas necesitan que haya verdad, que haya justicia, para que luego sí pueda haber perdón. La reconciliación y el perdón pueden sonar muy bonitas, pero las palabras al final se las lleva el viento y se vuelven paisaje.

Por favor, las víctimas necesitan real verdad, real justicia, que haya reparación y garantías de no repetición que fue finalmente lo que se acordó en La Habana y esto aplica también para lo que pasó con la Policía en Bogotá. Las muertes no pueden quedar impunes ni simplemente puede quedar como otro capitulo más de la violencia en nuestro país. Necesitamos conocer qué fue lo que pasó en verdad, pero sobre todo que los líderes dejen de instrumentalizar a las víctimas.

*Periodista. Magíster en Comunicación Política

NoticiasRCN.com

Te puede interesar