Noticias

Opinión

Plan de reconstrucción laboral | Por: Andrés Pardo

Las cifras de empleo que reportó el Dane (Departamento Administrativo Nacional de Estadística) hace unos días, se pueden calificar como catastróficas.

2 Jun 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Andrés Pardo

@andrespardoa en Twitter

Las cifras de empleo que reportó el Dane (Departamento Administrativo Nacional de Estadística) hace unos días, se pueden calificar como catastróficas. La tasa de desempleo subió a 19.8 por ciento. 5.4 millones de colombianos perdieron su trabajo en los últimos 12 meses, eso es uno de cada cuatro ocupados.

Adicionalmente, la fuerza laboral se redujo de manera significativa porque muchas personas que perdieron el empleo no salieron a buscar trabajo en el mes de abril. Si lo hubieran hecho, la tasa de desempleo posiblemente se hubiera ubicado en 32 por ciento.

Adicionalmente, hace 12 meses solamente el 19 por ciento de los ocupados decían que trabajaban máximo 20 horas. En abril de este año ese porcentaje aumentó a 48 por ciento. Es decir, que hay una disminución importante en el ingreso de los hogares, tanto por la pérdida de trabajo como por la caída en el número de horas trabajadas.

Esto va a profundizar la recesión económica y también va a hacer más lento el proceso de reactivación económica, especialmente en una economía en donde el consumo de los hogares representa dos terceras partes del PIB y en donde vamos a necesitar de la demanda interna para el proceso de reactivación económica.

Las cifras también nos están diciendo que las medidas de confinamiento son insostenibles y seguramente se va necesitar acelerar la reapertura de la economía.

El Gobierno, seguramente, va a replantear algunas de sus medidas, incluyendo su magnitud y va tener que enfocarse más en la generación de empleo a diferencia de lo que se ha hecho hasta el momento, en donde buena parte se había enfocado a tratar de mantener el empleo y a compensar la reducción de los ingresos de los hogares.

Colombia va a necesitar un plan de reconstrucción en este frente, se van a requerir más recursos fiscales seguramente. El Gobierno, seguramente, va a tener que dar más apoyo a las empresas para que sobrevivan y para que eventualmente generen empleos, porque si esas empresas no existen más adelante, pues simplemente no va haber forma de generar empleo.   

El plan actual de apoyo al Empleo Formal seguramente se va tener que extender para tratar de formalizar empleo y seguramente flexibilizar algunos requisitos para incluir más empresas que hoy en día no va van a tener acceso a ese programa.

El Gobierno podría estudiar la posibilidad de condonación de créditos, de aumentar las garantías de Estado al 100 por ciento para algunas Pymes. El Gobierno de pronto debería establecer unos programas de empleo público tal como lo han hecho Sudáfrica, India, Uzbekistán, Filipinas recientemente. Incluso, Malasia recientemente instauró unos subsidios especiales para microempresas que contrataran hasta cinco trabajadores. Se va a necesitar un nuevo programa masivo de inversión pública que se invierta en infraestructura de carreteras, de energías --sobre todo de energía renovable—telecomunicaciones, agua, saneamiento básico, capacidad digital y ancho de banda.   

El Gobierno va a tener que acelerar los programas de recorte de gasto que ya venía implementando hasta el momento, y seguramente se van a necesitar reformas estructurales adicionales. Especialmente una laboral para flexibilizar el mercado laboral.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar