Noticias

Opinión

No al populismo judicial | Por: Luis Felipe Henao

El derecho penal se ha convertido en una importante estrategia electoral para ganar elecciones, para poder tener una comunicación permanente con el electorado.

21 Jun 2020 6:04Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Luis Felipe Henao* 

@luisfelipehenao en Twitter

Hoy los invito a reflexionar sobre la cadena perpetua para violadores. Sin lugar a dudas una decisión que genera mucha popularidad, grandes titulares, unos representantes y senadores que han salido en diferentes medios de comunicación a señalar que por primera vez vamos a defender a los niños y a señalar con el dedo a quienes no acompañaron esta decisión. 

Yo quiero decirles que no estoy de acuerdo. Y no estoy de acuerdo porque esto es una reforma simbólica. El derecho penal se ha convertido en una importante estrategia electoral para ganar elecciones, para poder tener una comunicación permanente con el electorado. 

Y frecuentemente los políticos prometen reformar los códigos penales, unas veces con razón pero otras propuestas que son simplemente populistas, que aumentan penas pero no previenen el delito ni protegen un bien jurídico. 

El derecho penal simbólico es una expresión que el penalista alemán Hassemer señalaba, que incluye todas esas reformas que pretenden implantar delitos o medidas penales inaplicables, con el solo propósito de dar determinados mensajes a la sociedad. 

Hoy el problema de los menores no está en el tema de la pena, el problema de los menores está en la impunidad. El 98 por ciento de las denuncias no llegan a un juicio, solamente llegan al juicio alrededor del 2 por ciento y eso no significa que estas personas se condenen. 

Cuando empiezan todos estos procesos y no hay ningún beneficio, no hay posibilidad de hacer preacuerdos pero además hay una cadena perpetua, lo que va a generar es que mucha gente se contenga de denunciar. ¿Por qué? porque muchos de estos violadores, de estos criminales que todos aborrecemos, la mayoría están en el núcleo familiar. Entonces la familia lo va a pensar dos veces. 

Esto va a generar lo que los criminólogos llaman: ‘que aumente la cifra negra’ y eso es que las personas no se atrevan a denunciar. Y creo que esto va a ser peor para los menores. 

Si no hay una verdadera inversión en mejorar nuestra policía criminal y así la investigación, si no hay una mejor inversión en disminuir la impunidad, esto lo que va a hacer es que cada vez los menores sean más vulnerables, porque una pena alta no significa que el delito se deje de cometer. 

La invitación es a no hacer populismo judicial y ver que la única forma es prevenir en mejor educación, en mejores colegios y lograr que los menores puedan tener las herramientas suficientes, a través de la educación, para alzar la mano y denunciar en su momento.

 

*Abogado. Exministro de Vivienda, Ciudad y Territorio.

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar