Noticias

Opinión

Los tres secretos que nadie le va a decir | Por: Michael Sandoval

¿Sabía usted que el 56 por ciento de los jóvenes de 21 a 28 años, que salieron el año pasado de las universidades, está desempleado?

1 Ago 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Michael Sandoval*

@LibertariosColombia en Instagram


En columnas anteriores hablamos de cómo hackear el sistema educativo y uno de los componentes para hacerlo era enseñarle el porqué su hijo debería aprender a emprender.

Secreto No. 1: porque no es algo que se aprende de adulto.

El economista James Heckman ganó su premio Nobel porque descubrió que los países lograban mejor retorno a la inversión cuando enfocaban los recursos para la educación en edades de los 0 a los 3 años.

Esta afirmación fue respaldada por diversas investigaciones psicológicas que planteaban que este periodo de tiempo es cuando ocurren el mayor número de conexiones neurológicas que jamás se van a repetir.

Por otra parte, según el creador de una de las pedagogías más exitosas en Colombia implementada en miles de colegios en el país, el doctor Miguel De Zubiría, las cualidades humanas se desarrollan desde los 0 hasta los 7 años, y su desarrollo posterior es más difícil y requiere miles de horas para lograr la mielinización necesaria.

Secreto No. 2: porque el discurso de estudiar para tener un trabajo está fracasando para esta generación y para las generaciones futuras.

¿Sabía usted que el 56 por ciento de los jóvenes de 21 a 28 años, que salieron el año pasado de las universidades, está desempleado?

Adicionalmente, que las tasas de desempleo en Colombia son las más altas de Latinoamérica solo superadas por Venezuela.

Y como si fuera poco, si lograran conseguir el empleo ¿cuánto creen ustedes que les podrían pagar por sus servicios? Según el Observatorio Laboral del Ministerio de Educación Nacional, lo máximo que le podrían pagar a una persona con maestría, bilingüe y con más de tres años de experiencia es de cinco millones de pesos al mes.

Secreto No. 3: porque si usted no lo hace nadie más lo va a hacer, ya que la escuela no está diseñada para enseñar emprendimiento.

No hay nada más parecido a Norcorea que un colegio. Imaginen un país donde todos deben tener un estilo de corte de pelo, donde todos deben vestir igual, donde solo puedes comprar en un lugar y ese lugar esta manejado de manera centralizada por un solo dueño que prohíbe las ventas por parte de otros miembros de la comunidad. No, no estoy describiendo a Corea del Norte, sino a las dinámicas típicas de un colegio.

Bajo este escenario esperamos que después de 10.000 horas de su vida entrenados bajo una dinámica comunista, se vuelvan los grandes emprendedores. ¿Así cómo?

Ojalá estos argumentos sean suficientes para que empecemos a incentivar el emprendimiento infantil y juvenil. Nuestros países necesitan de esos héroes que crean empleo y generan riqueza porque son unos benefactores sociales. Colombia necesita más empresarios y menos políticos, necesitamos más mercado y menos Estado, necesitamos más Mises y menos Marx.

 

*Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil.

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar