Noticias

Opinión

Las políticas de seguridad ciudadana | Por: Felipe Fernández

La inseguridad y el temor a un hecho victimizante en el espacio público dejó de ser un criterio específicamente subjetivo y pasó a estar en la agenda pública.

15 Oct 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Felipe Fernández* 

@ffernandezp3 en Twitter 

Quizás no se necesite ser un experto en seguridad ciudadana para percibir y detectar una amenaza en el territorio. Ni mucho menos entender las implicaciones de la dimensión subjetiva de la seguridad, que posiblemente genera una calle que no cuenta con una adecuada iluminación.

Si bien un ciudadano puede identificar lo anterior en su vida cotidiana, un gobernante debe encargarse de lo propio y generar condiciones que permitan anticipación del delito conforme a las normas legales y constitucionales que lo obligan a hacerlo.

Cuando se habla de anticiparse al delito se habla entonces de materializar líneas de acción, operativizar estrategias, planes, programas, proyectos, protocolos y otra serie de actividades que apunten a prevenir y controlar el fenómeno.

Las políticas de seguridad ciudadana a nivel nacional, además de tener un impacto sobre la seguridad a nivel local, se constituyen como una hoja de ruta de las estrategias y acciones de los mandatarios a la hora de combatir las diferentes manifestaciones y expresiones de criminalidad en los territorios.

La mayoría de las respuestas tradicionales de combate en la inseguridad se han hecho desde una perspectiva represiva o como comúnmente se le conoce bajo el nombre de “mano dura”. 

La literatura moderna en Criminología --hasta cierto punto pacífica en el tratamiento sobre la inseguridad e independiente en su abordaje metodológico-- señala que la inseguridad y el temor a un hecho victimizante en el espacio público dejó de ser un criterio específicamente subjetivo y pasó a estar en la agenda pública de los gobiernos locales.

Porque estos limitan de manera significativa el desarrollo y progreso de una ciudadanía activa. 

Es por esa razón que los gobernantes en los diferentes municipios en el país deben tener en cuenta el contexto urbanístico, situacional y social a la hora de desarrollar la correspondiente política de seguridad de cada territorio.

De esta manera la comprensión del crimen vendría siendo una condición para tomar decisiones informadas y tener intervenciones integrales que apunten a reducir el delito y a mejorar la percepción de inseguridad y la calidad de vida de los ciudadanos.
Pero también de una perspectiva de corresponsabilidad.

Al respecto, para llevar a cabo una gobernanza comunitaria local de la seguridad, en el sentido de trasladar políticas de prevención, esto permitiría o haría que se lleven a cabo acciones de proximidad con la comunidad donde sea factible complementar las funciones que realiza el gobierno central y la Policía en materia de control. Bajo la premisa de que una adecuada política de prevención requiere articularse con una ciudadanía local y ser uno de los ejes del proyecto del gobierno de la ciudad. 

 

*Abogado. Experto en temas de seguridad ciudadana, crimen organizado y política de drogas.

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar