Noticias

Opinión

Las lecciones que nos deja el covid-19 | Por: Olga Lucía López

La primera enseñanza que nos dejó es que la transformación digital es una necesidad urgente y una importante inversión.

18 Oct 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Olga Lucía López* 
@OlgaLLopezM en Twitter 

La llegada del coronavirus (Covid-19) y las medidas para contener su expansión en el país nos tomaron a todos por sorpresa; en mi caso, luego de cuatro meses de haber llegado a la dirección del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) tuve que afrontar el gran reto de hacer las cosas de forma diferente, tanto internamente como de cara al ciudadano. 

Ahora que ya entramos en la nueva etapa de aislamiento selectivo, es hora de mirar algunas de las lecciones que nos ha dejado esta coyuntura. 

Todas las instituciones públicas y las empresas tuvimos que transitar por este camino de reinvención, y la primera enseñanza que nos dejó es que la transformación digital es una necesidad urgente y una importante inversión. 

Así como en el sector privado, se implementaron proyectos que se tenían pensados a mediano y largo plazo en tan solo meses, en las entidades del Estado se activó la atención a través de internet durante el aislamiento preventivo y en el IGAC, puntualmente, se aceleró el proceso de modernización.

Hoy las nuevas tecnologías están siendo la herramienta para mantener un servicio constante y eficiente; al tiempo que va en aumento el uso de las herramientas y los trámites digitales por parte de todos los ciudadanos.

Otra de las lecciones aprendidas es que hasta la organización menos flexible puede tener una rápida adaptación al cambio. En una entidad como el IGAC, con más de 1.800 funcionarios, era un desafío hacer la transición a la virtualidad, pero con diferentes herramientas logramos que los servidores pudieran continuar accediendo a su información y realizando las labores misionales de la entidad desde la seguridad de su hogar.

Las tecnologías jugaron un papel clave en este proceso y logramos tener importantes resultados en materia de productividad y calidad de vida; de hecho, 79 por ciento de los servidores manifestaron sentirse bien o muy bien desarrollando sus labores desde el hogar, según una encuesta realizada en la entidad. 

Adicionalmente, se implementaron diferentes planes de mejora para solucionar los impasses de aquellos que tuvieron dificultades; tuvimos un acompañamiento continuo en diferentes áreas de desarrollo y capacitaciones para esta nueva realidad. 

La tercera enseñanza es la importancia de estar preparados. Por supuesto, es muy difícil prever el sinnúmero de situaciones que pueden ocurrir, pero en todos los casos tener información actualizada sobre la realidad de los territorios y los ciudadanos es fundamental para tomar decisiones acertadas rápidamente.

Con la política de Catastro Multipropósito del Gobierno Nacional se busca que los mandatarios tengan a su disposición el censo de predios completo y actualizado, no solo para una planeación sostenible o avanzar hacia ciudades inteligentes, sino precisamente porque este tipo de información es fundamental para enfrentar y atender efectivamente situaciones de emergencia: focalizar ayudas o implementar políticas para la reactivación económica. 

La última lección es la de la empatía. La conciencia sobre nuestra responsabilidad y el impacto de cada uno de nuestros actos en el bienestar del otro es uno de los principales cambios que vivimos con la pandemia. Capitalizar este aprendizaje será fundamental para la consolidación del trabajo en equipo y el logro de mayores resultados a nivel organizacional pese a las adversidades. 

Por ahora, seguiremos cuidándonos para evitar un nuevo pico de contagios, acatando todas las normas del Gobierno nacional, pero estas lecciones se quedarán para ser parte de esta nueva realidad que debemos construir.

*Directora General del IGAC

NoticiasRCN.com

Te puede interesar