Noticias

Opinión

La salida | Por: Andrea Bernal

Los cálculos no dieron, las horas se convirtieron en días, en semanas, en meses, en años. Ahí sigue Nicolás Maduro, ni con cerco diplomático, ni con mesa de negociación.

24 Jun 2020 6:00Por: canalrcn.com

Por: Andrea Bernal* 

@andrebernal26

Esperamos la salida hace varios años. Una salida, que el presidente Iván Duque dijo en febrero del 2019 se daría en pocas horas y muchos alcanzaron a ilusionarse. Sobre todo los venezolanos, que llevan décadas en manos de una “robolución” que llevó a uno de los países más ricos de la región a una inflación del 9.500 por ciento cerrando el 2019, a un éxodo de caminantes venezolanos por la región, solo comparado con los refugiados sirios quienes huyen de una guerra, a una población que muere de hambre, que no recibe atención hospitalaria y que a veces parece echada al dolor. Al dolor de tener que vivir con un régimen aferrado al poder. 

Los cálculos no dieron, las horas se convirtieron en días, en semanas, en meses, en años. Ahí sigue Nicolás Maduro, ni con cerco diplomático, ni con mesa de negociación, ni tampoco desconociendo su gobierno, ni con presidente interino, ni poniéndole precio a su cabeza. 

Donald Trump siempre ha dicho que con Venezuela, todas las opciones están sobre la mesa, y esta semana como no queriendo la cosa, el Presidente de los Estados Unidos abrió una puerta para una posible reunión con Maduro, aclarando que sería para hablar de su salida. Maduro ni corto ni perezoso se sube en la ola y distrae la atención de todo lo que tiene encima, diciendo que está dispuesto a conversar con su homólogo de EEUU cuando sea necesario. 

Y aquí, ¿qué papel entonces juega Juan Guaidó? ¿Cómo interpretamos el movimiento de Trump? ¿Hay un cambio de la política de Estados Unidos que por primera vez parece apostar a la diplomacia y dejar la mano dura con el régimen venezolano? ¿En realidad creemos que se podrá dar esta reunión, con la salida de Maduro como único punto en la agenda? 

Como siempre, más preguntas que respuestas. Lo cierto es que acordémonos que estamos en época electoral en EEUU y el Presidente necesita votos, necesita apoyo, necesita luces que lo hagan brillar. Brillo que podría ganar sentando a Nicolás Maduro y negociando su salida de Miraflores. Trump sabe mover sus fichas, con él nunca se sabe.

 

*Presentadora y periodista de Noticias RCN.

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar