Noticias

Opinión

La gallina en la que me he convertido | Por: María Elena Bonilla

No nos va a matar el Coronavirus, nos va a matar el hambre, la ansiedad, la depresión, o un gallo, que entre a este gallinero en el que nos hemos convertido

31 May 2020 9:19Por: Noticias.canalrcn.com

Por María Elena Bonilla
@mebp72 en Twitter

¿Alguno de ustedes ha visto cómo come una gallina? Ésta, además de ser omnívora, picotea sin orden y sin lógica. Y así me siento yo, como una gallina después de 70 días de lo que tiernamente nuestros gobernantes han llamado aislamiento. Trabajo un poco, leo, pienso, vuelvo a trabajar, hago oficio, y así pasan los días, evitando usar la trillada palabra reinventarnos. Y con la libertad que me da el sentirme como una gallina, hoy picotearé en diferentes temas.

Primero. El Gobierno anunció con bombos y platillos que financiará el 50 por ciento de las primas, anticipando que se utilizarán criterios similares a los establecidos para reconocer el Paef (Programa de Apoyo al Empleo Formal). Es decir, que nuevamente se crearán beneficios para aquellos empresarios que han logrado sobreaguar la crisis y no para aquellos que, no por mala fe sino por física falta de recursos, se han visto en la imposibilidad de asumir sus obligaciones laborales.

En ese orden de ideas, quisiera recordar que la prima de servicios se concibió como una participación de los trabajadores en las utilidades del empleador. Esta naturaleza de la prima de servicios fue quedando en el olvido en la jurisprudencia de la Corte Constitucional, la cual hizo extensiva la prima a los trabajadores domésticos. Y aquí quiero hacer un paréntesis, no estoy en contra de que los trabajadores domésticos tengan los mismos derechos laborales que cualquier trabajador. Sin embargo, y si el fundamento de la prima de servicios es el compartir utilidades con los trabajadores, no sería más sensato que el Presidente, en virtud de las facultades excepcionales del estado de emergencia suspendiera el pago de la prima? Señor Presidente, acá no estamos hablando de no repartir utilidades, cuando muchas de las empresas ni siquiera han tenido ingresos. Por supuesto, ésta es una decisión impopular pero para eso usted ya gastó millones en asesores de imagen.

Segundo. Si el acceso a la justicia es un derecho fundamental, ¿cómo puede el Consejo Superior de la Judicatura pasar de agache en esta crisis, sin que se haya abierto una discusión de fondo? ¿En un mundo cada vez más virtual, cuál es la justificación para que los juzgados sigan cerrados?

Tercero. ¿Se extralimitó la Secretaría de Salud al despedir a los trabajadores que grabaron unos videos en TikTok estando de turno en la UCI de Corferias? Claramente que sí. Son los médicos, los enfermeros, y en general todos los trabajadores de la salud quienes han llevado la peor parte. Han sido víctimas de discriminación y ahora son sancionados, por el solo hecho de procurar ponerle un poco de humor a esas noches de desvelo. Yo, la verdad espero que si algún día llego a una UCI, quienes me tengan que cuidar bailen a mi alrededor para espantar a la muerte.

Y por último, Señor Presidente, gobernadores, alcaldes, no nos priven más de la libertad en la que se fundamenta el estado de derecho. No nos va a matar el Coronavirus, nos va a matar el hambre, la ansiedad, la depresión, el insomnio. O tal vez un gallo, que entre a este gallinero en el que nos hemos convertido.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar