Noticias

Opinión

Fútbol en remodelación | Por: Jorge Hernán Peláez

Aquí en el fútbol profesional colombiano, inevitablemente se va a llegar a esa discusión de si 20 equipos es necesario para la Liga o de pronto reducir.

18 Oct 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Jorge Hernán Peláez*
@jhpelaez en Twitter

Hoy vamos a hablar de algo que está pasando en el Reino Unido en la Premier League que también puede comenzar a pasar muy pronto en el fútbol profesional colombiano.

Del Reino Unido, dos equipos se unieron: el Liverpool y el Manchester United, y están buscando que otros de los equipos grandes de la Premier League se unan para reformar estructuralmente y financieramente todas las competencias.

Arsenal, Chelsea, Manchester City, el Tottenham, inclusive el Everton donde están James Rodríguez y Yerry Mina, el Southampton, el West Ham. Esos nueve equipos van a liderar una remodelación primero del número de competencias, el número de partidos, va a haber una reducción, también va a haber un nuevo cronograma, un nuevo calendario.

Y se propone que para la siguiente temporada haya un descenso de cuatro equipos para que la Premier tenga menos participantes y haya una reforma que financieramente se resume en 250 millones de libras esterlinas.

De no lograr la reforma los seis, o nueve equipos grandes mejor, dicen que la Premier League no es sostenible con los diferentes tipos de ingresos que tienen hoy los clubes de fútbol del mundo.

Que son en general seis: venta de jugadores, patrocinios deportivos, taquillas, derechos de televisión, competencias internacionales y por último el tema de las vallas. Todos esos seis tipos de ingresos se han visto minados por la cuarentena.

La situación para el año siguiente no se ve que pueda mejorar mucho. Así que la misma Premier League está buscando remodelar y aquí en el fútbol profesional colombiano, inevitablemente se va a llegar a esa discusión de si 20 equipos es necesario para la Liga o de pronto reducir nuevamente a 18 ¿o por qué no, inclusive llegar a 16? Es mejor tener 16 equipos financieramente estables y sólidos como empresas y no tener 20 en donde 4 o 5 siempre estén peleando no solo por el tema del descenso, sino por estar en quiebra financiera.

Dos ejemplos de Colombia que hemos observado aquí en Opinión RCN: El Cúcuta y el Santa Fe, están en la Ley 1116. Esa ley le permite ante la Superintendencia de Sociedades frenar un poco las deudas que tenían del pasado, reestructurar el tema financiero y a largo plazo llegar a acuerdos de pago.

El caso del Cúcuta es dramático. Se sigue ampliando la audiencia. No hay una fecha definitiva a hoy. Se suponía que la tutela que habían interpuesto la vez pasada frenaba todo, pero al final el juez desestimó la tutela, y la Superintendencia no ha reprogramado la fecha.

Un abogado de apellido Paredes muy hábilmente ha logrado estirar los términos, ampliar, dilatar y a hoy todavía no se sabe cuándo José Augusto Cadena, el máximo accionista del Cúcuta, tendrá que responder a sus acreedores en una audiencia que sigue suspendida, óigalo bien: ¡desde febrero de este año! Ya vamos para un año en una audiencia que se ha suspendido varias veces por diferentes motivos. 

El caso de Santa Fe, lo tuvimos en detalle gracias a unas fuentes de la Superintendencia de Sociedades y encontramos varias cosas:

Primero. El promotor Daniel Posse Velásquez entregó el 29 de enero el proyecto inicial a la Superintendencia para poder hacer el trámite correspondiente de la Ley 1116 y después de 5 meses, en junio, la misma Superintendencia dio traslado a otro despacho porque se presentaron 15 objeciones de diferentes acreedores y una de las objeciones fue una queja interpuesta por el Ministerio del Deporte.

De las otras 14 objeciones hay algunas que tienen que ver con Fondos de Pensiones. A la fecha, a octubre, no se ha empezado la primera audiencia para resolver esas objeciones, o sea que ya vamos para un año desde que Santa Fe solicitó entrar a la Ley 1116.

A la fecha la Superintendencia de Sociedades tampoco ha realizado ninguna diligencia judicial, ni para inspección de libros, ni ha solicitado detalles de los estados financieros, simplemente ha pasado el tiempo.

Ha pasado todo el año y Santa Fe hoy le debe 3.000 millones de pesos a la DIAN, por retención en la fuente de años anteriores y el resto de plata que debe se va a hacer un acuerdo de pago a dos años. Pero tiene que llegar a un acuerdo este mes de octubre, con 3.000 millones de pesos sobre la mesa para la DIAN, y otros 2.000 millones de pesos que debe de otros proveedores y deudas laborales de muy corto plazo.

En total en la asamblea anterior los accionistas observaron de los Estados Financieros que Santa Fe tiene un déficit de 5.000 millones de peso. Esto generó una discusión entre asambleístas. Los accionistas minoritarios no están de acuerdo con los mayoritarios.

De hecho, el revisor fiscal de Santa Fe renunció en plena Asamblea. Dijo que durante cuatro asambleas se había venido hablando del tema de diferentes accionistas que entregan poderes para que otros vayan por ellos, y hoy por hoy, hay todavía incertidumbre de quienes son los reales accionistas de Santa Fe.

El presidente Eduardo Méndez hizo una auditoría, pero no les reveló la información a los accionistas minoritarios. Algunos están molestos con Méndez. Algo que si hizo muy bien el presidente Méndez fue delegar el tema del equipo femenino a alguien que sabe y que es experto porque viene de ser campeón de la Copa Libertadores Femenina con el Atlético Huila.

Se trata de Diego Perdomo, que demás de encargarse del equipo femenino, lo va a hacer de una manera aparte del equipo como empresa para poder operar, poder contratar a las jugadoras y me parece bien porque Santa Fe recordemos fue no solo el primer campeón masculino, sino también el primer campeón femenino.

Con esta figura va a poder nuevamente poner a Santa Fe femenino al menos, mientras el otro equipo resuelve sus problemas, en la pelea internacional que es lo que se quiere. En resumen, los accionistas minoritarios van a impugnar la Asamblea ante el Ministerio del Deporte y ante la misma Superintendencia de Sociedades. Ellos dicen que hay todavía muchas irregularidades. La más importante de ellas: el valor del predio de Tenjo, donde Santa Fe tiene una inversión altísima, que ya va en 90 por ciento de la obra construida y que en libros aparece cerca a los 20.000 millones de pesos.

Pero si no completan la obra va a ser difícil que se rentabilice y que se valorice en esa ecuación financiera. Unos accionistas observan una cifra y otros observan otra. La diferencia es de 3.000 millones de pesos. Esa es una de las irregularidades que debe observar Supersociedades y también Ministerio del Deporte.

A lo que voy es que, así como los ejemplos de Cúcuta y Santa Fe, que ya están en el extremo, en el borde, en la Ley 1116, en el año 2021 observaremos al menos 4 o 5 equipos en las mismas condiciones. En donde ya hemos observado que hay interés de algunos en vender las compañías, en conseguir capitalizaciones, en buscar nuevos accionistas por que el flujo de caja de todos los 36 equipos se está acabando por obvias razones.

No se ve por dónde para el año entrante se vaya a recuperar. La Ley 1116 es la opción más extrema que entrega el Estado, pero por qué no pensar en lo que está haciendo la Premier League del Reino Unido. Sentarse entre todos, juntos buscando una solución que les funcione a todos, y de pronto, algunos de los elementos que está proponiendo el grupo de la Premier League sean copiados aquí para salvar financieramente al fútbol colombiano.

 

*Matemático. Periodista y columnista

NoticiasRCN.com

Te puede interesar