Noticias

Opinión

Fecode, el cartel de la educación | Por: Michael Sandoval

El discurso de la educación pública solo le conviene a los corruptos de este país, no por nada el rubro donde más se roban la plata es educación.

17 Oct 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Michael Sandoval*
@Libertariosed en Twitter 

Los detractores de privatizar la educación argumentan que permitir este proceso llevaría a que los “malévolos empresarios dueños de colegios” creen un cartel como ha pasado en el mercado de los pañales o la leche. Lo cual hace que muchos incautos piensen que esta es una idea perversa, porque un solo grupo podría manipular el sector educativo, a tal punto que el resultado final de esa cartelización iría en contra de los intereses de los niños y sus familias.

Pero ¿eso no es lo que hace precisamente Fecode? Nos preocupa la cartelización imaginaria de la privatización en la educación, pero los defensores de la educación pública no se manifiestan frente a la cartelización real que existe en este momento de la educación de los niños más pobres de este país.

El próximo 20 y 21 de octubre el cartel de la educación estatal Fecode anunció un nuevo paro nacional dejando sin educación a ocho millones y medio de niños.

A estos ‘sindigarcas’ no les preocupa la educación de ninguno de esos niños, sino su beneficio personal. Al fin y al cabo, un sindicato siempre peleará por buscar beneficio para sus asociados. Es decir, trabajar menos y ganar más dinero, díganme ustedes quién se vincularía a un sindicato que propusiera algo distinto.

Mientras esta infamia ocurre en el cartel de la educación, los colegios privados se ahogan en deudas sin que el gobierno nacional apoye a los que sí están trabajando en época de pandemia, a los que sí están teniendo resultados en los aprendizajes básicos de los niños.

Y esto lo digo porque según el informe del Laboratorio de Economía Educativa de la Universidad Javeriana, de los 34 departamentos estudiados, la educación privada tiene mejores resultados en 22 de ellos. Esto significa que las personas más vulnerables están condenadas a la peor educación posible: la educación pública.

Es necesario entender de una vez por todas que la educación pública es un invento para que políticos y burócratas se roben la plata de los colombianos, ofreciéndole a los más vulnerables un servicio de pésima calidad.

El discurso de la educación pública solo le conviene a los corruptos de este país, no por nada el rubro donde más se roban la plata es educación, según el informe ‘Así se mueve la corrupción’ de la fundación Transparencia por Colombia. 

¿Cuál sería la solución para acabar con el cartel de Fecode, que tiene secuestrada la educación de los menos favorecidos?

En primer lugar, debemos entender el discurso de la educación pública como lo que es, una estafa que solo beneficia a ‘sindigarcas’ rancios, políticos y burócratas.

En segundo lugar, que el dinero de los impuestos no es de las secretarias de educación sino de las familias y que ese dinero debe ir directamente a los colegios privados y públicos, y quitar del camino a los intermediarios corruptos. El problema no es que la educación este desfinanciada, sino que la están despilfarrando los intermediarios. 

Tercero, la manera en como debemos financiar la educación en este país debe ser a través de un bono escolar que llegue a las familias y que sean ellas las que elijan el colegio público o privado al quieren asistir. 

Pero también que sean los rectores y maestros los que reciban este dinero y no los secretarios educación, esto incluso le convendría más a los maestros de los colegios oficiales porque podrían ser socios de los colegios públicos, cambiando la relación con las familias a una relación de interdependencia.

Porque recordemos que existen algunos colegios públicos que sí están teniendo resultados y por lo tanto deberían ser premiados con mejores remuneraciones económicas. 

A los ciudadanos nos debe preocupar la calidad de la educación de los niños más pobres en Colombia no quien preste el servicio, pensar en esta idea es estar del lado de los niños. Insistir en que la educación debe ser pública es estar del lado de la corrupción.

 

* Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil
 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar