Noticias

Opinión

¿El Plan C con C de Cuba? | Por: Maritza Aristizábal

Pone contra la pared a los médicos colombianos, tantos y tan buenos. Ellos están haciendo esfuerzos enormes por capacitarse a toda marcha.

30 Jul 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Maritza Aristizábal*

@Maryaristizabal en Twitter

 

Hola, esta semana quiero poner sobre la mesa la discusión que se ha generado por la solicitud de 3 mandatarios locales, el de Medellín, el de Cali y el de Magdalena, al gobierno de Cuba. Pidieron misiones médicas para atender la pandemia. Y tienen razón quienes dicen que no le podemos meter ideología ni política al Covid-19, ¡no estamos para eso!, acá se trata de salvar vidas. Sí, son muy limitados los que se imaginaron a unos médicos atendiendo pacientes en una UCI y adoctrinando sobre el marxismo; esas son teorías tan rebuscadas como la de que la vacuna es un chip que nos quiere inyectar Bill Gates.

Les voy a decir cuáles son los verdaderos problemas detrás de esa solicitud. Lo primero es que pone contra la pared a los médicos colombianos, tantos y tan buenos. Ellos están haciendo esfuerzos enormes por capacitarse a toda marcha, sacrificando hasta sus tiempos de descanso por salvar vidas ¿Y ahora les decimos que no, que gracias y que ya hay un plan C con C de Cuba?

Miren esto, como intensivistas pueden ser preparados los anestesiólogos, los internistas, incluso profesionales de otras especialidades como cirujanos o ginecobstetras. Además, para suplir otras cadenas en la atención de la pandemia como cuidados intermedios, hay otros profesionales de terapia respiratoria, y en todo caso según Colciencias, cerca de 3 mil médicos se gradúan cada semestre. Médicos colombianos a los que les podemos dar empleo y que además no titubean a la hora de decidirse a trabajar en medio de la pandemia en contra del enemigo más peligrosos que haya visto la humanidad en años.

Este es el segundo problema de esa solicitud: eso muestra de una máxima carencia de coordinación, articulación e incluso falta de respeto por los canales diplomáticos. Ese tipo de solicitudes claramente las debe tramitar la cancillería, que, por cierto, como que no se había dado cuenta, ni se había dado por enterada hasta que estalló el escándalo en medios de comunicación. Ya el gobierno explicó que las misiones médicas de otros países están contempladas, pero en casos extremos y que la prevalencia la tiene el cuerpo de salud en Colombia.

Sin meterle a esto ideología, esta es la tercera razón por la que esa solicitud es inconveniente: quiero hablarles sobre la verdad detrás de los médicos cubanos. Y para que no piensen que es cosa mía voy a citar lo que dijo José Miguel Vivanco director de Human Right Watch en el programa La Noche: “Las reglas del juego para esos médicos no son ajustadas a los derechos humanos. No tienen derechos, están sometidos a una

vigilancia de inteligencia. Las condiciones de trabajo son equivalentes a las de un trabajo forzado” ¿Ese es el tipo de misión médica extranjera que queremos traer?

Y además, los médicos no son gratis, ellos no son un voluntariado, aquí hay que pagar y negociar con el gobierno cubano. Cada médico puede costar hasta 1.500 dólares al mes, que se los merecen, si es que fuera para ellos, pero ese salario no es para ellos, el 80 por ciento de esos honorarios son para el gobierno cubano. Vuelvo y pregunto ¿Ese es el tipo de misión médica extranjera que queremos traer?

 

*Periodista y presentadora de Noticias RCN.

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar