Noticias

Nacional

Revelan nuevo caso de abuso sexual por parte de uniformados contra menor indígena

Sobre el particular se pronunció la Defensoría del Pueblo y el Ejército Nacional, entidades que precisaron que los hechos, ocurridos en 2019 en Guaviare contra una niña Nukak Maku, son objeto de investigación.

29 Jun 2020 21:17Por: canalrcn.com

Tras la indignación que despertó en diferentes sectores de la población colombiana el reciente hecho de abuso sexual por parte de siete uniformados del Ejército Nacional en Risaralda, denunciado por una menor de 14 años, miembro de la comunidad Emberá, la Fundación Paz y Reconciliación hizo pública una nueva denuncia sobre un caso similar ocurrido en Guaviare.

Según Ariel Ávila, subdirector de mencionada Fundación, la víctima de este nuevo hecho es una menor de edad, miembro de la etnia Nukak Maku, quien fue abusada por miembros de Batallón Joaquín París en Guaviare del Ejército Nacional.

Lea también: Militares que aceptaron abuso contra niña indígena serían inhabilitados por 20 años

Sobre los hechos, acontecidos en septiembre de 2019, el Ejército Nacional emitió un comunicado señalando que el caso ya fue puesto en conocimiento de las autoridades respectivas, e incluso la Procuraduría revisó el caso a comienzo de 2020.

El Ejército aclara que cuando se presentan casos de este tipo, se remite el caso a las autoridades correspondientes.

Por su parte, el defensor Nacional del Pueblo, Carlos Negret emitió un comunicado en video en el que señaló que actualmente la entidad representa jurídicamente a la menor, confirmando que, en el pasado mes de enero de 2020, fue notificada la entidad por parte de la Brigada 22.

En el caso actualmente son investigados un sargento, un cabo, y seis soldados.

Negret afirmó que actualmente están a la espera de nueva información sobre el caso, por parte de la oficina de control interno de la entidad castrense.

Lea también: Durante el aislamiento, 1.125 niños han sido víctimas de abuso sexual en Colombia

Otros casos

Con el nuevo caso de abuso denunciado por La Fundación Paz y Reconciliación, vuelven a colación también algunos casos anteriores de abuso de menores por parte de uniformados del Ejército, que han estado en la lupa de las autoridades, y que refuerzan el llamado a que se haga justiciar frente a dichos delitos, recordando que estos otros casos estuvieron marcados por procesos judiciales extensos y tortuosos.

El primero de las casos fue el ocurrido el 2 de noviembre de 2010, en Tame, departamento de Arauca, donde el subteniente Raúl Muñoz se convirtió en el victimario de una menor de 14 años, y días después volvió a incurrir en el delito con otra menor de edad.

El segundo caso cometido por Muñoz fue aún más grave, pues además atentó contra la vida de dos hermanitos de la niña abusada, enterrando, en una fosa común los cuerpos de los infantes de 9 y 6 años.

Expertos recuerdan las complicaciones de dicho caso judicial en tanto durante el proceso también resultó asesinado el juez de conocimiento del caso.

Dicho caso se demoró 2 años en los estrados judiciales, tiempo tras el cual se emitió sentencia. No obstante, tuvo que ser revisado por la Corte Suprema de Justicia, tribunal que a su turno ratificó la condena por los delitos de homicidio y violencia sexual.

Durante este caso, el uniformado argumentaba que las menores abusadas eran sus novias, y que los actos sexuales denunciados habían sido consentidos.

El tercer caso hace referencia al abuso sexual de una menor de 12 años por parte de un integrante del Ejército Nacional en Arauca, quien además la había secuestrado.

Pese a que el caso ocurrió en 2005, 15 años después aún sigue sin resolverse. Incluso, la víctima alcanzó la mayoría de edad, mientras que el presunto agresor continua en libertad.

NoticiasRCN.com