Noticias

Nacional

¿Por qué restringir las volquetas en Bogotá y propender por chatarrizar?

Al día en Bogotá transitan 60.300 vehículos de carga, y el 66 % de estos son modelos 2000 o anteriores, es decir, tienen más de 20 años de uso. Un problema que se une al de la chatarrización nacional.

22 Feb 2020 13:48Por: canalrcn.com

Para el Distrito, la antigüedad del parque automotor de las volquetas, es la generadora de una serie de males que se deben atacar. De acuerdo con la matriz de siniestralidad vial del 2019, el transporte de carga es el mayor causante de fallecimientos en accidentes viales en ciclistas y motociclistas en la capital de la República.

 “Nosotros sabemos que existe una correlación muy fuerte entre velocidad, estado de los vehículos, y fatalidades. Sabemos que efectivamente hay una serie de vehículos que no tienen aprobadas sus revisiones tecnicomecánicas, vehículos que entre más viejos tienen una mayor probabilidad de siniestros”, sostuvo Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad de Bogotá.

Las emisiones de los vehículos que han transitado por más de dos décadas son responsables no solo de graves enfermedades respiratorias para el ser humano. Según expertos ambientalistas, también tienen una fuerte incidencia en el cambio climático generando modificaciones bruscas en el ecosistema. Por ejemplo, han visto disminuida la llegada de aves migratorias de los llanos orientales.

Vea también: Gobierno firma decreto sobre chatarrización de vehículos de carga

Según Manuel Guzmán, experto en medio ambiente de la Universidad del Rosario, “los vehículos diésel producen más gases de efecto invernadero que los vehículos de gas natural y mucho más que los vehículos eléctricos. Por algo no les gustará a las aves navegar o volar por nubes de carbono”. 

Los tiempos de desplazamiento impactan la movilidad y los fletes. Para el Distrito, una modernización de los vehículos de carga implicará una mayor eficiencia en la cadena logística y una mejor articulación con las distintas restricciones de movilidad que tienen municipios vecinos como Soacha, Facatativá y Funza.

“Por la eficiencia de los distintos vehículos en el consumo de combustible, en no vararse tanto, en tener mejores rendimientos, mejores parámetros de seguridad evidentemente eso redunda en mejoras en los costos logísticos”, afirmó Estupiñán.

Los vehículos de carga repotenciados, es decir, los que han sido modernizados en su motor y sistema de frenado, deberán subir la documentación de esta actualización al Runt, y así podrán estar exentos del pico y placa que obliga el Decreto 840.

 

Chatarrización, un largo proceso

La chatarrización de los camiones en Colombia ha sido un proceso largo. En octubre de 2019 entró en funcionamiento el programa de modernización, si bien ha tenido buena acogida, aún no llega al 5 % de los vehículos.

“Una volqueta puede costar 250 millones, quitándole el IVA queda en 200 millones, pero la cuota de una volqueta de 14 toneladas es de 6 a 4 millones mensuales”, sostuvo Alexander Reyes, experto en movilidad.

Le puede interesar: La restricción para los vehículos de más de 20 años se mantiene: Secretaría de Ambiente

Para Orlando Cabrales, presidente de Naturgas, el tema de la calidad del aire es fundamental. “Si uno mira las mediciones de las principales ciudades, está muy por encima de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud”.

Esta semana se anunció la expedición de un nuevo decreto. “El decreto 221 contempla que los propietarios de más de 2 mil vehículos de carga y de pasajeros tendrán exención total de IVA”, aseguró el viceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos.

Sin embargo, no es el primero pues, según Ostos, “18 meses, cinco decretos y un Compes fueron necesarios para generar el programa que, según el Banco Interamericano de Desarrollo es el más ambicioso del continente”.

Lea también: "La salud pública no es negociable": secretario de Movilidad responde a los 'volqueteros' en Bogotá

Este proceso también ha estado manchado por la corrupción. Finalizando el 2019 más de 10 mil camiones ‘gemeliados’ rodaban por el país, sin contar el llamado cartel de la chatarrización, liderado por el hoy condenado Pedro Aguilar que cobraba al Gobierno entre 40 y 70 millones de pesos por vehículos que nunca fueron chatarrizados. 

“A los vehículos se les cambian las puntas, se toman otros repuestos y ya quedan como nuevos, lo que conocemos como repontecializados”, aseveró Reyes.

Además de los camiones, en la actualidad también hay un proceso en marcha para modernizar las flotas de buses.
 

NoticiasRCN.com