Cinco parejas cambiaron las tradicionales carrozas por un bus de Transmilenio. El vehículo transportó a los enamorados novios hasta una iglesia en la localidad de Teusaquillo.