Noticias

Nacional

Madre de Natalia Jiménez dice que camioneta hallada sí pertenecía a la pareja asesinada en Santa Marta

Ximena Cáceres, madre de Natalia Jiménez, la ecologista asesinada junto a su esposo, Rodrigo Monsalve en Santa Marta aseguró que la camioneta hallada en La Guajira sí es de la pareja.

27 Dic 2019 10:15Por: canalrcn.com

El jueves, las autoridades encontraron abandonado en el kilómetro 55 de la carretera Cuatro Vías hacia Uribia, en La Guajira, un vehículo similar al que al momento de desaparecer se movilizaban Natalia y Rodrigo.

A la camioneta de color negro y cabina cerrada, le habían cambiado las placas por unas venezolanas.

Desde Bogotá, la mamá de Natalia dijo a Noticias RCN que el vehículo sí es de la pareja cuyos cuerpos fueron encontrados el lunes en Santa Marta luego de permanecer tres días desaparecidos.

“Por muchas cosas la pueden identificar, las improntas (…) sí es porque tiene unas calcomanías especiales que ellos le pusieron y yo la vi en las imágenes de televisión”, dijo.

Ximena Cáceres aseguró además que respecto a la investigación no sabe nada porque las autoridades no se han comunicado con la familia.

Yo sé todo por los medios. Nadie me ha dicho nada, toda la información ha llegado vía medios (…) las autoridades no han dicho nada”, afirmó.

Dijo que espera que la Fiscalía defina qué sucedió y la llamen a contarle.  Reiteró además que su hija no tenía amenazas.

Siempre he dicho que ella no tenía amenazas. No había amenazas, su trabajo era de comunidades, campesinos, de defenderlos, de exigir sus derechos y eso en Colombia no le gusta a mucha gente y los callan para que no hagan el bien. O robaron para conseguirse un dinero para financiar sus fechorías o es gente que de verdad está interesada que en esa zona no se trabaje con la gente ni favorezcan para nada al pueblo”, puntualizó.

El crimen

Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve salieron el viernes 20 de diciembre a las 3:30 p.m. rumbo a Palomino, La Guajira, en su camioneta negra para disfrutar de su luna de miel. 

A las 4:15 de la tarde cruzaron por el peaje Neguanje. Pocos minutos después, una aterradora llamada de Natalia a su familia los alertó a sus familiares sobre un posible secuestro.

Se escuchó cuando tanto Rodrigo como Natalia empiezan a gritar: - “por favor no nos maten, respétennos la vida”-”, relató Claudio Cáceres, tío de Natalia.

Tres días después de la desaparición, un indígena arhuaco denunció el hallazgo de los cuerpos en Perico Aguao, en el corregimiento Guachaca en zona rural de Santa Marta.

Fueron encontrados con signos de tortura. Estaban amarrados de manos, tenían los rostros cubiertos y fueron ultimados con tiro de gracia.

Un hombre se entregó el sábado a las autoridades asegurando que había participado en la comisión del delito y al parecer, entregó información que permitió la captura de tres personas más.

NoticiasRCN.com