Noticias

Nacional

Los protocolos de las fuerzas del Estado que intervienen durante las protestas

A pesar de que la mayoría de manifestaciones ha transcurrido en paz, no podemos desconocer que en varias oportunidades los enfrentamientos entre el Esmad y los manifestantes han terminado por opacar el mensaje de quienes salen a la calle.

14 Dic 2019 19:47Por: canalrcn.com

Esta semana el video de María Fernanda Pérez en el que denunciaba que había sido detenida por integrantes de la Policía en un vehículo particular se volvió viral. Este sábado se conoció una carta de la joven donde relató su versión de los hechos:

“Repentinamente, se estacionó un carro particular de placas HCI 264 Chevrolet al que fui subida a la fuerza ¡en contra de mi voluntad! Dentro del vehículo se encontraban cuatro uniformados, allí tampoco comunicaban sobre el procedimiento o sobre el lugar al cual me dirigía. Lo único que me repetían, de manera intimidante, era que me dejarían más adelante”.

El Esmad tiene protocolos. Están compilados en la resolución 02903 del 23 de junio de 2017 que reglamenta el uso de la fuerza y el empleo de armas y municiones por parte de la Policía:

“14. Al dispersar reuniones violentas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán utilizar armas de fuego cuando no se puedan utilizar medios menos peligrosos y únicamente en la mínima medida necesaria.

2. Entre estas armas deberían figurar armas incapacitantes no letales para emplearlas cuando fuera apropiado, con miras a restringir cada vez más el empleo de medios que puedan ocasionar lesiones o muertes”.

Esos protocolos están alineados con los internacionales como el Estatuto de Ginebra de 2018. Principalmente, para el uso de la fuerza y el empleo de armas y municiones. 

Iván Díaz, experto en seguridad y defensa aseguró que “dentro de estos manuales la Policía tiene que ir escalando el uso de la fuerza y tiene que ir diferenciando cuál es el tipo de fuerza que utiliza. No tiene contemplado el uso de ningún tipo de arma de fuego o arma letal, lo que se usa son las denominadas armas menos letales”, señaló Díaz.

El experto enfatiza que la misión del Esmad busca brindar garantías en la protección ciudadana.

“Primero, el control de la marcha y la protección de la marcha. Segundo, la infraestructura que se encuentra alrededor de la marcha y el último, tiene que ver con la protección general del planeamiento de la marcha”, indicó el experto en seguridad. 

La representante a la Cámara por la Coalición Decentes, María José Pizarro, lidera un proyecto para reformar este cuerpo de la Policía.

Un integrante del Esmad le cuesta al país 30 millones de pesos al año. Un estudiante de la Universidad Nacional le cuesta al país 10 millones de pesos al año”, aseguró Pizarro.

Añadió que, si no se desmonta en su totalidad el Esmad, los protocolos por los que se rige, se deben cumplir a cabalidad.

“Antes, eso funcionó en Bogotá y algunas ciudades. El Esmad no entraba en funciones hasta que el Puesto de Mando Unificado, donde estaba la fuerza pública, el Gobierno local, Nacional y los entes de control autorizaba. Tiene que haber una revisión profunda en los protocolos”, puntualizó la representante a la Cámara.

Durante el paro nacional, hay más de 1.100 denuncias por supuestas capturas irregulares en medio de las protestas. 

NoticiasRCN.com