Noticias

Nacional

Los 'ángeles' de Tasajera: enfermeras atienden gratis a heridos de la explosión

Estas mujeres juraron servir a los demás y ayudarlos a sanar de sus enfermedades, tres enfermeras que rinden honor a su juramento hipocrático.

22 Jul 2020 21:56Por: Noticias.canalrcn.com

En el corregimiento de Tasajera, en Magdalena, tres enfermeras atienden de manera gratuita a personas que resultaron heridas y se recuperan en sus casas, luego de la explosión del camión cisterna.

Ellas son los 'ángeles' de Tasajera, salen de sus casas mucho antes de la hora de ingresar al hospital donde trabajan, las citas son con los pacientes marcados en su cuerpo con quemaduras que cicatrizan lentamente como el recuerdo de la explosión del camión.

Vea también: Se elevó a 45 el número de muertos por tragedia de Tasajera

Juraron servir a los demás y ayudarlos a sanar de sus enfermedades, son tres 'ángeles' que visten de blanco y azul. Enfermeras tasajerenses que rinden honor a su juramento hipocrático y ofrecen su ayuda a quien más lo necesita, sin esperar nada a cambio.

Las curaciones a los afectados se hacen con mucho cuidado, se protegen para cuidarse a sí mismas y cuidar a sus pacientes.

Las donaciones que reciben de personas, humildes como ellas, llenan su dispensario de gasas, guantes, tapabocas y cremas especiales para tratar las quemaduras.

“Es nuestra misión ayudar y servir a los demás habitantes de nuestra población, quienes lamentablemente resultaron lesionados nuestro deber es ayudarles y servirles”, manifestó Alejandra Ariza, enfermera jefe.

El pago para las tres, es la recuperación de sus pacientes. De los cuatro que atienden ya dos han sido dados de alta.

“Lo hacemos con el corazón varias personas nos han ayudado es el servicio para atender a los más necesitados”, expresó Kateherine Ariza. 

“Ya me siento mucho mejor gracias a las curaciones y al trabajo de estas tres enfermeras”, aseguró Edson Cahuana, uno de los pacientes. 

Le puede interesar: Víctimas de Tasajera se comunican con familiares a través de videollamadas

En este pueblo de pescadores donde el virus de la pobreza y el abandono parece que se quedó a vivir eternamente, ellas continúan silenciosas con su trabajo, con amor desinteresado, porque si se puede curar las enfermeras lo harán.

 

NoticiasRCN.com