El ente acusador se abstuvo de pedir medida de aseguramiento contra el médico porque el delito no amerita privación de libertad. El especialista no aceptó los cargos.