Noticias

Nacional

Cartagena, la ciudad que enamora a los turistas, luce desolada por el coronavirus

Comercio, restaurantes y centros de eventos están al borde de la quiebra. Cerca de 400 establecimientos de comida tienen millonarias pérdidas en nóminas y arriendos.

15 May 2020 21:40Por: canalrcn.com

El agitado ritmo de las calles del centro histórico está paralizado, el espacio donde tradicionalmente se reunían personas de todo el mundo, hoy solo es abrazado por los vientos de desesperanza que llevan y traen la pandemia.

Para Juan Pablo Borgue, propietario de un negocio es “inimaginable pensar como un lunes que era 7 u 8 de marzo, estábamos felices de la vida, planeando el futuro del 2020, planeando el futuro de mi hijo que tiene dos años, y el 14 que era sábado, todo se acabó”, manifiesta.

Vea también: Declaran dos barrios de Cartagena zonas especiales por alta cifra de casos de covid-19

Cada anuncio presidencial se ha convertido en una sentencia de incertidumbre para los propietarios de más de 600 restaurantes del sector amurallado que desde hace dos meses no generan un solo peso. 

Con una campaña lanzaron un S.O.S. al Gobierno Nacional, pero no han sido escuchados y lo peor, es que el tiempo corre y los pocos recursos que aún mantienen no son suficientes para pagar la nómina y ni el arriendo.

“Claramente no se puede más, claramente la capacidad de nosotros es hasta el mes de mayo, máximo la primera quincena de junio y ya no hay más, ya lo que queda es cerrar”, afirma Borgue.

En este estado de emergencia han tratado de reinventarse, pero la misma crisis no permite que los resultados sean satisfactorios.

Le puede interesar: Comercio e industria han perdido más de $3 billones por confinamiento

“No representa ni el 5%, ni el 10% de nuestros ingresos, entonces en realidad esto no es una idea de negocios, ni de generar utilidades, es un tema de supervivencia, es un tema de saber que si podemos nos levantamos y damos algo para desafiar esta pandemia podemos estar de la mano de nuestros colaboradores”, señala por otra parte, María Estela Zapa, otra dueña de negocio.

Son cerca de 50.000 personas que dependen directa e indirectamente de este músculo financiero derivado de la industria de bares y restaurantes.
 

NoticiasRCN.com