Noticias

Nacional

Boyacá conmemoró 30 años del final de la guerra verde

La paz firmada por los “patrones” del negocio de las esmeraldas permitió poner fin a casi una década de violencia en el occidente de ese departamento.

12 Jul 2020 16:57Por: Noticias.canalrcn.com

Boyacá celebró este 12 de julio el aniversario 30 de uno de los procesos de paz más antiguos de Colombia, y con el que se puso fin a una de las épocas más oscuras del occidente del departamento verde del centro del país; la guerra de las esmeraldas o “Guerra Verde”.

A orillas del río Minero, autoridades civiles, militares, eclesiásticas y pobladores de la región se dieron cita para rememorar el acuerdo que devolvió la paz a esos territorios, y que permitió poner freno a un conflicto de poderes que buscaban hacerse con el control de las más productivas minas de esmeraldas del mundo.

Según el alcalde del municipio de Chiquinquirá, Wilmar Triana, treinta años después de la firma de los acuerdos, y con la mayoría de sus protagonistas ya fallecidos, esta región del país está “cien por ciento en paz y más optimistas que nunca que vamos a poder sobreponernos para sacar nuestra región adelante”.

La disputa por la mina de Coscuez dejó en los años 90´s cerca de 3.000 muertos en un periodo de tan solo 8 años, según recuerda Emilse Guzmán, la única mujer que participó en la mesa de negociación de aquella época.

“Lo más difícil era poder salir de la mina y no podernos desplazar a los diferentes municipios porque podríamos ser asesinados”, recordó la mujer.

Le puede interesar: ¡Construyeron un túnel! Inpec frustró intento de fuga en cárcel de Cómbita

“Era una época muy difícil, pudimos conocer cómo asesinaban las familias”, recordó a su turno el alcalde de Chiquinquirá.

Pobladores de la región, quienes también acudieron al acto conmemorativo celebraron que tras la paz que puso fin a la "Guerra Verde", los habitantes de la región también hubiesen podido poner final a la presencia de cultivos ilícitos, los cuales fueron erradicados, para que en su reemplazo pudiera emerger la naciente industria del café y el cacao, así como el fortalecimiento del turismo.

“Hace ya 30 años que el occidente de Boyacá tomó la iniciativa, y de la mano de la Iglesia Católica decidieron dejar atrás la desesperanza, los rencores y firmar aquel famoso pacto de paz”, sentenció Ramiro Barragán, gobernador boyacense en memoria del histórico acto que permitió el cese de la violencia en uno de los departamentos más bonitos de Colombia.

Lea también: Cadena de WhatsApp en la que se ofrece trabajo en la Secretaría de Salud de Boyacá es falsa

NoticiasRCN.com