152401

Extorsiones agobian a los habitantes de Buenaventura

Pacífico - Marzo 25 de 2014, 7:37 am
En 2013, Buenaventura registró una tasa de 49,6 muertos por cada 100.000 habitantes, por encima del promedio de Colombia. Foto: EFE

Los habitantes del puerto son víctimas de extorsión desde distintas cárceles del país.

La ola de violencia vinculada al narcotráfico que golpea a Buenaventura no es el único problema de los habitantes del puerto. Las constantes amenazas contra civiles y comerciantes afectan las arcas de los ciudadanos que tienen que pagar enormes sumas de dinero para poder trabajar.
 
En las últimas dos semanas, el Gaula de la Policía ha capturado a 14 presuntos delincuentes, que no sólo extorsionan desde las calles sino también desde las cárceles de diferentes regiones del país. 
 
Esta semana una mujer fue detenida en Cali después de cobrar un giro enviado por un comerciante de Buenaventura que había sido intimidado por el hijo de la capturada desde un centro de reclusión de la capital del Valle. 
 
De acuerdo con un informe de Human Rights Watch (HRW), el principal puerto colombiano sobre el Pacífico, atraviesa una situación muy grave de violación a los derechos humanos por la acción de Los Urabeños y La Empresa que controlan barrios completos y cometen torturas, mutilaciones, ejecuciones y desapariciones con total impunidad.
 
Además, sus350.000 habitantes, principalmente afrodescendientes, viven en una pobreza generalizada y con un índice de desempleo superior a 30%, por encima del promedio nacional de 9,6%.
 
Desde principios de marzo, el Gobierno ha venido reforzando la seguridad en este lugar, azotado por una ola de violencia que disparó las cifras de homicidios y en medio de la cual se han denunciado varios casos de descuartizamientos.
 
El informe de HRW, basado en una visita de esta organización a la localidad a fines de 2013, dijo que las bandas criminales "restringen la circulación de los habitantes, reclutan a sus hijos, extorsionan a comerciantes y participan habitualmente en actos aberrantes de violencia".
 
La organización destacó las elevadas cifras de desplazados que ha dejado la violencia en esa localidad, de donde al menos 13.000 personas huyeron en 2013, según datos oficiales.
 
NoticiasRCN.com/AFP
 
buenaventura extorsiones muerte casas pique descuartizamiento Bandas criminales bacrim paramilitares