258839

Denuncian crisis humanitaria por veredas sitiadas en el Bajo Atrato en Chocó

Pacífico - Octubre 21 de 2015, 8:24 pm
La comunidad y la Defensoría del Pueblo piden la presencia del Estado. Foto: Noticias RCN.

10.000 pobladores, entre indígenas y comunidades negras, están sitiados por las Farc, el ELN y bandas criminales que se enfrentan por control del narcotráfico.

Habitantes de áreas rurales de Riosucio y Carmen del Darién, en el Urabá chocoano, están sometidos a un confinamiento por el enfrentamiento entre las Farc, el ELN y la banda criminal conocida como Autodefensas Gaitanistas. El caso más apremiante se registra desde hace cuatro días en el caserío de Riociego, a dos horas en lancha de Riosucio. La Defensoría del Pueblo ya elevó la alerta temprana por esta crisis humanitaria.

“El pasado sábado 17 de octubre llegaron más de 200 hombres uniformados y fuertemente armados por vía fluvial en varias pangas y botes a la comunidad de Riociego y ocuparon las viviendas. Dentro de las viviendas había 20 o 30 hombres cocinando y viviendo”, informó Jorge Enrique Calero, director del sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo. 

Una comisión de la Defensoría del Pueblo es la única presencia del Estado que ha llegado hasta las poblaciones sitiadas por decenas de hombres armados.

“En el caso de la comunidad de Riociego hay 159 personas en un campamento comunitario que dispuso la Defensoría del Pueblo a raíz de la presencia de las Autodefensas Gaitanistas en las casas de los pobladores de esta región”, agregó Calero. 

En esta parte de Chocó, en el Bajo Atrato, se han registrado en la última semana cinco enfrentamientos entre las dos grupos y la banda criminal, todos contra todos, en disputa por el control del territorio y la circulación de minería ilegal y narcotráfico, por la salida de cocaína hacia el Caribe a través del Golfo de Urabá.

“Se observa con preocupación cómo las autoridades encargadas de brindar la ayuda humanitaria. Aún en estas instancias no han llegado al territorio y las comunidades están desabastecidas”, explicó Jorge Enrique Calero.

La circulación de habitantes en estas zonas está sometida a la voluntad de los grupos armados. Solo puede haber circulación entre las seis de la mañana y las seis de la tarde. 

El desplazamiento forzado es la única alternativa para quienes viven en  las veredas del Urabá chocoano y logran salir del asedio de los ilegales.

En el último mes ha habido por lo menos 130 combates entre guerrilla y bandas criminales. Es decir, cuatro enfrentamientos al día que llenan de pánico a los pobladores.

NoticiasRCN.com 

Pobladores sitiados Chocó farc ELN bandas criminales enfrentamientos Denuncia defensoría del pueblo