137561

#YoCreo, un mensaje de unión de cara a Brasil 2014

País - Febrero 25 de 2014, 3:20 pm

Lo dijo Pékerman y Radamel Falcao lo retomó en medio de su convalecencia. Ahora el Canal RCN se adhiere a él.

Muchas son las opiniones que se escuchan en la prensa deportiva y en la fanaticada colombiana del fútbol acerca de la situación actual que atraviesa la Selección Colombia. La mayoría de esos comentarios son negativos y hasta exagerados. 
 
Lo cierto es que se ha generado una preocupación masiva y el ambiente no es tan optimista ni parecido al de octubre pasado cuando la Selección Colombia clasificó al Mundial.
 
Las lesiones de Falcao y Zúñiga, la inactividad de  Armero y Abel, la intermitencia de Muriel y Jackson, los apagones de nivel de Cuadrado, las dudas en la defensa, la demora e indecisión para definir los partidos amistosos y, sobre todo,  el silencio absoluto de Pékerman son los ingredientes que sazonan por estos días las opiniones sobre la Selección.
 
Un ambiente que no es nuevo
 
Cuando el estratega argentino llegó a tomar las riendas de la Selección Colombia había un ambiente parecido.
 
Leonel Álvarez había sido destituido del cargo con sólo tres partidos oficiales juagados y la Federación Colombiana de Fútbol se había demorado varios días en nombrar el sucesor del exjugador.
 
La presión de la prensa fue evidente y cuando se conoció el nombre de José Néstor Pékerman para dirigir al combinado patrio las opiniones desde todos los sectores también fueron divididas.
 
'Don José' tomó un equipo destrozado y con poco tiempo para trabajar. Jugó frente a México un amistoso que ganó 2-0 mostrando buen juego y preparó los 2 primeros partidos de eliminatoria que debió enfrentar.
 
Contra Perú consiguió una victoria en Lima 0-1 gracias a una individualidad de James Rodríguez y a la falta de eficiencia de la delantera peruana.
 
Frente a Ecuador jugó "un partido desastroso", según varios sectores de la prensa, y perdió 1-0 frente a una selección ecuatoriana que tampoco hizo un buen partido.
 
Inmediatamente las críticas y las dudas se multiplicaron y le cayeron sin piedad al técnico gaucho. Él se mostró sereno, como siempre en sus declaraciones, y lo único que dijo fue: "No hay que hacer drama por un resultado".
 
Pasaron los meses y Colombia esperó con ansias dos difíciles enfrentamientos que prácticamente definían el futuro de la Selección en las eliminatorias, los partidos contra Uruguay (que estaba arriba en la tabla y con muy buen nivel) y contra Chile (que estaba envalentonado).
 
El escepticismo apareció nuevamente, la prensa y la gente no confiaban cien por ciento en el equipo tricolor. Las dudas que había dejado los últimos partidos y los fantasmas de las últimas tres eliminatorias no eran el mejor respaldo.  
 
Sin embargo, 'Don José', como le dicen sus más cercanos amigos, aquellos que lo conocen desde hace tiempo, desde las épocas en las que decidió abandonar el fútbol porque no se sentía bien cobrando un sueldo cuando sabía que sólo podía entregar la mitad de su nivel por culpa de una lesión, ese mismo entrenador que formó tres generaciones de fantásticos futbolistas en Argentina (entre esos Messi), que ganó tres mundiales juveniles y que antes de hacer cada convocatoria junto a su equipo revisa más de 3.000 partidos de sus jugadores con sus equipos para tomar una decisión, ese que algún día fue taxista para ganarse la vida y que prefiere los hechos que las palabras, decidió contestarle al país de esta manera: 
 
"Yo creo, estoy convencido de que vamos a ir a este Mundial, pero tenemos que apoyarnos y entendernos un poquito, y ese es el mensaje que debemos transmitirle a los jugadores porque ellos son los que tienen que producir esto, son los protagonistas". 
 
Después de esto, se sabe la historia...
 
La Selección Colombia jugó el partido contra Uruguay y no le tuvo piedad, lo goleó 4-0. Después viajó a Chile y le ganó en una estupenda presentación, tal vez la mejor, 1-3.
 
De ahí para arriba atendió con victoria a Paraguay 2-0 y a Bolivia 5-0 y se trepó en una campaña de resultados históricos y nunca antes vistos.
 
Aunque perdió dos partidos, contra Venezuela y contra Uruguay, nunca bajó la guardia y se mantuvo siempre arriba.
 
En Barranquilla fue insuperable y en el último encuentro cuando se fue a los camerinos perdiendo 0-3 contra Chile remontó de manera histórica y nunca antes vista demostrando el coraje que tiene el equipo. 
 
El cambio fue evidente en la mentalidad de los jugadores y la actitud, Colombia clasificó al Mundial con honores y se puso entre la élite del fútbol Mundial.   
 
Hoy más que nunca es necesario retomar ese mensaje, el de "apoyarnos y entendernos un poquito". Pues esa motivación cambió la historia reciente del fútbol colombiano.
 
El mensaje de unión y el mensaje que Pékerman transmitió y que Radamel Falcao García en medio de su convalecencia promulga todos los días, #YoCreo. Un mensaje al que DeportesRCN.com y el Canal RCN se unen.
 
Carlos Andrés Enciso Bolaños/DeportesRCN.com
#YoCreo Falcao Canal RCN