133781

La salida de seis generales, el efecto de un escándalo

País - Febrero 18 de 2014, 6:59 pm
El general Leonardo Barrero solo estuvo seis meses en su cargo. Foto: EFE.

El saliente comandante de las FF.MM., Leonardo Barrero, dijo que su salida "obedece a una decisión política".

La salida de seis generales del Ejército en dos días, entre ellos el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Leonardo Barrero, fue el costo que pagó el mundo castrense por uno de los escándalos que más fuerte ha sacudido los cimientos de la institución en los años recientes.
 
Cinco de los altos mandos fueron retirados por el propio presidente Juan Manuel Santos. Uno más, el general Javier Rey, optó por renunciar, afirmando que dio un paso al costado por "honor y dignidad".
 
De acuerdo con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, el mayor general Manuel Guzmán, el brigadier general Frabicio Cabrera, el brigadier general Diego Sánchez y el brigadier general Jaime Reyes estaban al tanto de irregularidades en la institución y no actuaron de forma efectiva para acabar con esta situación.
 
De esta forma, todos fueron retirados de su cargo en la mañana de este martes, haciendo de esta cúpula la que menos tiempo ha pasado en funciones antes de ser relevada.
 
Llama la atención el retiro del general Barrero, cuya salida no fue atribuida a las denuncias de corrupción sino a las "expresiones irrespetuosas" que utilizó contra funcionarios judiciales en una polémica conversación con el coronel Róbinson González del Río, procesado por un caso de 'falsos positivos'. Según el presidente Santos, las aseveraciones del general "le restan majestad ante el poder judicial y el país".
 
Barrero, en rueda de prensa este martes, aseguró que su salida "obedece a una decisión política que se produce por un infortunado episodio relacionado con una conversación privada hace dos años con un oficial subalterno sindicado por el delito de homicidio, quien manifestó su inquietud sobre un presunto montaje en contra suya y ante la gravedad de lo comentado emplee expresiones inapropiadas por lo cual reitero mis disculpas al ente investigador".
 
El oficial llegó a la comandancia de la Fuerzas Militares en agosto pasado. Es decir, estuvo en el cargo seis meses, lo que lo convierte en el comandante que menos tiempo ha durado al frente de la institución.
 
Barrero, de 53 años -de los cuales portó el uniforme por 35-, cultivó varios éxitos durante su carrera castrense. La mayoría de ellos en los departamentos de Valle y Cauca, en donde pasó los más recientes años de su vida militar. Precisamente, fue estando allí cuando se registró la llamada telefónica que hoy lo aleja del cargo. 
 
Fue comandante del batallón Pichincha en Cali, de la Brigada 29 en Popayán, de la VI División en el Caquetá, de la III División en Popayán y del Comando Conjunto del Suroccidente.
 
Entre los golpes más sonados de Barrero está el haber dado de baja a alias 'Caliche', uno de los miembros de las Farc más representativos y crueles del occidente del país y quien estuvo en las filas de la guerrilla por casi 20 años.
 
En realidad tuvo una carrera exenta de escándalos. "Todo nuestro reconocimiento y aprecio por ese soldado. El país conoce de su servicio a la patria", dijo este martes el ministro Pinzón. Sólo se recuerda una amplia polémica de la que fue objeto poco antes de ser elegido como comandante de las FF.MM. por la desmovilización de 30 guerrilleros del ELN, que estuvo a su cargo.
 
Rumores de que la desmovilización fue un montaje lo rodearon por varios días. Barrero llegó al punto de poner su carrera como garantía de que la entrega de los guerrilleros había sido real. "Yo puedo garantizar que si hubo algún engaño, pongo mi carrera a disposición del Gobierno", dijo Barrero en su momento.
 
Hoy, Barrero y cinco altos mandos más salen del Ejército sin haber cumplido la misión de comandar "la cúpula para la paz", como la calificaron los analistas cuando fueron escogidos por Santos.
 
NoticiasRCN.com
Colombia Generales justicia destitución Leonardo Barrero ministro farc defensa