128451

Preocupación por el servicio de salud en las cárceles

País - Febrero 9 de 2014, 1:58 pm
El sindicato del Inpec alertó al Gobierno sobre un plan para evitar emergencias sanitarias en cárceles. Foto: Noticias RCN

Las EPS públicas y privadas quedarán por fuera del sistema.

La reforma al código penitenciario establece la creación de un Fondo Nacional que se encargara de estructurar el nuevo esquema de salud para para la población carcelaria.

Ante las quejas presentadas por la prestación del servicio por parte de Caprecom, las EPS públicas y privadas quedarán por fuera del nuevo sistema, esto con el fin de contrarrestar la crisis en atención de salud de los reclusos.

“No va a existir una EPS involucrada en la prestación del servicio de salud”, señaló el viceministro de Justicia, Miguel Samper.

El sindicato del Inpec alertó al Gobierno sobre un plan de contingencia para evitar emergencias sanitarias en los centros penitenciarios, ante la finalización de los contratos con los actuales prestadores del servicio en salud.

“Recomendar que se asuma un plan de contingencia al respecto para que si  se llega a presentar una emergencia en esta coyuntura, pues se pueda asumir en la debida forma”, indicó Gerardo Estupiñan  vicepresidente del sindicado del Inpec.

Con recursos del Estado, el Fondo Nacional de Salud, que deberá entrar en funcionamiento en menos de un año, deberá contratar los servicios de salud en las cárceles y garantizar la atención de los reclusos, debido a las múltiples quejas con Caprecom.

La nueva norma también ordena al Inpec a adecuar las instalaciones para la atención primaria y de urgencias en las cárceles.

Crisis en las cárceles

La cárcel de Guaduas fue presentada en 2011 como una solución para el problema de hacinamiento carcelario, hoy, dos años después, se encuentra ocupada en un 50 por ciento.

En los dos últimos meses han llegado al centro penitenciario 600 nuevos internos trasladados y se espera que para el 31 de marzo lleguen 1.370 prisioneros más.

Esta decisión, que hace parte de la estrategia del Gobierno para combatir el hacinamiento carcelario que hoy llega al 58 por ciento en todo el país y que fue ordenada por el Inpec el 19 de noviembre del año pasado, tiene graves inconvenientes, pues la cárcel tiene problemas estructurales y de operación.

De los 11 patios, 5 no se han puesto en funcionamiento. En los 6 patios restantes de alta, media y mínima seguridad hay 1.450 internos  que son custodiados por 197 guardianes y 25 funcionarios del Inpec.

Todos presentan las mismas dificultades, siendo la más grave la falta de agua, pues el lugar donde fue construido el penal no llega el acueducto.

Por esta razón el suministro de agua proviene de cinco pozos, tres de los cual estuvieron fuera de servicio hasta hace 15 días cuando  la Defensoría del Pueblo realizó una inspección.

Según los funcionarios del Inpec, los cinco pozos subterráneos funcionan y el agua que entregan debería ser suficiente para atender a los actuales residentes de la cárcel.

Sin embargo, el agua sólo llega tres veces al día por una hora y esto ocurre a pesar de la temperatura del lugar que puede llegar los 42 grados centígrados.

El problema está en la planta de tratamiento que fue construida con baja capacidad, lo que impide que el preciado líquido llegue a los lavamanos, a las duchas u a cualquier otro lugar del penal.

El informe de la Defensoría también  señala que el centro penitenciario cuenta con un solo médico y que además existen serios problemas de seguridad, pues de los 73 postes de iluminación perimetral, sólo funcionan 35  y la guardia no es suficiente.

Se agrava crisis por hacinamiento carcelario

En Cúcuta un interno  de la cárcel Modelo decidió prenderse fuego durante una protesta que se realizó por las difíciles condiciones en las que se encuentran los reclusos.  Los internos señalan que se encuentran en condiciones de hacinamiento.

Así mismo, los presos denuncian que hay problemas sanitarios y que se han extendido brotes de diferentes enfermedades respiratorias.

Bucaramanga

La situación en Bucaramanga no es la mejor. Las autoridades decidieron impedir el ingreso de más reclusos  a la cárcel Modelo hasta que el nivel de internos se ubique en un nivel permitido, es decir, 1.350 personas.

Las condiciones de hacinamiento superan el 200 por ciento en el centro penitenciario.

Barranquilla

Después de un estudio el Inpec reveló que el problema de hacinamiento en la cárcel Modelo de Barranquilla no tiene solución a corto plazo.

Los anunciados traslados de reclusos a la cárcel Distrital del Bosque  no podrán realizarse, porque ese centro penitenciario está en peores condiciones que la cárcel Modelo.

El subdirector del Inpec, el Cr Alejandro Murillo, también señaló que en comparación a las condiciones de la cárcel del Bosque, los internos permanecen como reyes en la Modelo.

NoticiasRCN.com

 

 

 

cárceles INPEC; hacinamiento crisis carcelaria.