Fajardo, el primer mencionado en las nuevas filtraciones de WikiLeaks

Fajardo en los WikiLeaks

El excandidato presidencial Sergio Fajardo es uno de los primeros mencionados en las nuevas filtraciones de Wikileaks luego de la captura de Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres.

Assange había prometido que, de ser capturado, WikiLeaks revelaría información y entre los documentos hay varios que corresponden a asuntos de la política colombiana.

El cable en el que se menciona a Fajardo data de 2009 cuando se adelantaba la carrera presidencial 2010-2014 que dio como ganador a Juan Manuel Santos y en la que también participaron Marta Lucía Ramírez, Lucho Garzón, Antanas Mockus y Enrique Peñalosa.

El documento indica que Fajardo nunca estuvo dispuesto a unirse con ningún candidato que estuviera contra Uribe, en ese momento presidente de la República, ya que mantenía buenas relaciones con varios de sus cercanos entre ellos José Obdulio Gaviria.

“El candidato presidencial Sergio Fajardo nos dijo que no hay un frente unificado entre los cinco candidatos independientes y subrayó que no se unirá a ninguna alianza antiUribe. Él Mantiene buenas relaciones con los consejeros de Uribe, pero señaló que un acercamiento Fajardo-Uribe es poco probable ya que Uribe lo considera demasiado independiente”, dice el documento.

Ocho años después, en las pasadas elecciones presidenciales, Fajardo se rehusó nuevamente a formar una coalición que esta vez estuvo encabezada por Gustavo Petro y Humberto de la Calle y que buscaba impedir la llegada al poder del entonces candidato y ahora presidente,  Iván Duque.

En segunda vuelta Fajardo decidió descansar en el Pacífico, gesto que criticaron algunos de sus votantes y sectores de izquierda, pero que al fin y al cabo estaba alineado con su postura de que no apoyaría a ninguno de los dos extremos políticos que estaban en contienda.

Volviendo al cable de 2009, el documento asegura que Fajardo estaba de acuerdo con el aumento en gasto militar del gobierno Uribe, pero que de llegar a la presidencia no abogaría por reformas políticas y económicas con las Farc de cara a una negociación con ese grupo guerrillero.

“Fajardo dijo que ejecutará de forma pragmática, una plataforma post-ideológica. Él apoya el aumento en gasto militar de Uribe, pero siente que la clave para acabar la cultura de violencia de Colombia es a través de la educación y de programas sociales”.

También niega un supuesto acuerdo con alias ‘Don Berna’ para terminar con la violencia en Medellín mientras que fue alcalde de esa ciudad.

“Fajardo notó que como alcalde, enfrentó una fuerte oposición de políticos tradicionales vinculados a la delincuencia organizada por sus esfuerzos para acabar con la corrupción en las obras públicas y otros contratos municipales. Fajardo expresó su preocupación de que tales grupos podrían intentar asesinarlo, pero dijo que está comprometido a continuar con su campaña a pesar de los riesgos".

NoticiasRCN.com