125401

Así han reaccionado diferentes sectores por 'chuzadas'

País - Febrero 4 de 2014, 9:33 am
El lugar de donde se habría realizado el espionaje. Foto: LA FM.

Un artículo de la Revista Semana asegura que el Ejército espiaba a los negociadores de paz del Gobierno.

Tras la publicación del informe de la Revista Semana, que dice que una unidad de inteligencia del Ejército Nacional habría espiado a los negociadores del Gobierno en La  Habana y a los demás involucrados en el proceso de paz con las Farc, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, le solicitó explicaciones al comandante del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez. 

““Le he pedido al comandante del Ejército que investigue situación de supuestas ‘chuzadas’ a equipo negociador en La Habana", escribió en su y se encuentra reunido con él en el Club de Oficiales en Bogotá. 

El representante a la Cámara Iván Cepeda, una de las personas que según la declaración de uno de los informantes de la revista fue víctima de las ‘chuzadas’, pidió la renuncia del ministro de Defensa y agregó que esto es muestra de que las interceptaciones ilegales se siguen presentando sin ningún control en el país, al recordar que él fue espiado por el DAS bajo el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez. 

“Esto es lo que nosotros nos estábamos temiendo, lo dijimos en el debate de la ley de inteligencia (…) las ‘chuzadas’ continúan sin ningún control”, señaló Cepeda.

Pero el congresista afirmó que en esta ocasión el objetivo era obtener información sobre el proceso de paz que adelanta el Gobierno con las Farc, por lo que lo calificó de “una especie de contra inteligencia del Gobierno” o de un “un sector disidente”. 

“Un sector disidente dentro de las Fuerzas Militares que le estaba suministrando información a enemigos del proceso, información que se ha hecho pública en distintos momentos”, afirmó Cepeda, quien indicó que el expresidente Álvaro Uribe Vélez  podría tener alguna relación con la supuesta operación de espionaje. 

Por su parte, el senador Roy Barreras dijo que la unidad militar que realizaba las ‘chuzadas’ buscaba hacerle daño al proceso de paz. 

Barreras también recordó la filtración que realizó Uribe de las coordenadas del área en la que fueron suspendidas las operaciones militares para permitir la salida del jefe guerrillero ‘Pablo Catatumbo’ hacia Cuba, para sumarse a los diálogos de paz.

El presidente del Congreso, el senador Juan Fernando Cristo, quien calificó el supuesto hecho “como de una gravedad sin dimensión”, dijo que eso significaría que el presidente Juan Manuel Santos también ha sido espiado. 

“Significaría no solamente estar interceptando las comunicaciones de los negociadores del Gobierno, sino del presidente de la República, porque esos negociadores mantienen un contacto permanente con el jefe del Estado”.

El ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, dijo que tras la revelación se puede afirmar que “prácticamente todos estamos ‘chuzados’, agregando que las interceptaciones vendrían de personas que quieren que al Gobierno “le vaya mal”. 

La exsenadora Piedad Córdoba, otra de las personas cuyas comunicaciones fueron intervenidas, según la denuncia, dijo que la situación es desesperante, al denunciar otros hechos de supuesto espionaje  de los que afirmó haber sido víctima.

“Esto es tan desesperante qué uno ya no sabe qué hacer, aquí hay una mentalidad delincuencial frente a la vida de la gente (…) (Colombia) es un Estado que no quiere respetar los pensamientos diferentes (…) se le meten a uno a la oficina y le roban los computadores, se suben a los postes”.

Córdoba también estuvo de acuerdo en que quién se encuentre tras el supuesto hecho busca afectar el proceso de paz. 

Finalmente, el expresidente Álvaro Uribe Vélez se desmarcó de todos los señalamientos, calificándolos de infamias. “Este Gobierno, especializado en la corrupción de ocultar, tiene que decirle la verdad al país sobre esa agencia (de espionaje)(…) La mayor corrupción de este Gobierno es ocultar, es distraer a la opinión, es poner cortinas de humo".

Además, Uribe también se declaró víctima de las ‘chuzadas’. "Llevo muchos años preguntando: ¿quién interceptó mis comunicaciones desde el despacho presidencial, cuando rechacé la actitud corrupta de una persona que hacía política conmigo?", añadió. 

Según el artículo de la Revista Semana, las ‘chuzadas’ se realizaron desde una local ubicado en el sector de Galerías en Bogotá, donde funcionaba una unidad militar bajo el nombre clave de ‘Andrómeda’ y tenía como fachada un restaurante y un centro de enseñanza informática. 

Vea aquí  el video de las instalaciones donde se realizaba el supuesto espionaje. 

NoticiasRCN.com 

diálogos farc paz Ejército gobierno