127071

Testigo contra hermano de Uribe va a la cárcel por homicidio

Justicia - Febrero 6 de 2014, 4:45 pm
Juan Carlos Meneses se entregó al CTI el 28 de enero pasado. Foto: NoticiasRCN.com

El mayor retirado de la Policía, Juan Carlos Meneses, está acusado del asesinato de un conductor de bus.

El mayor (r) de la Policía, Juan Carlos Meneses, el principal testigo en contra de Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe, en un proceso que se adelanta por paramilitarismo, recibió este jueves medida de aseguramiento por parte de la Fiscalía, por el delito de homicidio.
 
 La Fiscalía Delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá confirmó que Meneses está acusado de la muerte del conductor Camilo Barrientos ocurrido el 25 de febrero de 1994 en el municipio de Yarumal.
 
El Mayor en retiro, quien señaló a Santiago Uribe Vélez de liderar el grupo armado ilegal los ‘Doce Apóstoles’, tenía una orden de captura en su contra por ese homicidio, por lo que decidió entregarse de forma voluntaria ante el CTI de la Fiscalía en la frontera con Venezuela para hacer efectiva la solicitud de las autoridades.
 
El exoficial se sometió a la justicia hacia la 1:00 p.m. del pasado 28 de enero, luego fue trasladado a Bogotá y está a la espera de que el Inpec decida la prisión donde permanecerá.
 
El crimen se presentó el 25 de febrero de 1994 cuando Camilo Barrientos Durán, conductor de un bus escalera, cubría la ruta Yarumal–Campamento y fue requerido por dos de sus pasajeros, que lo obligaron a detener el automotor y le dispararon varias veces.
 
Según las investigaciones, Barrientos hacía parte de una lista de personas que tenían que ser asesinadas y que estaba en manos de varios miembros de la Policía.
 
Según la Fiscalía, en una declaración del propio Meneses, el entonces comandante de la Policía en Yarumal habría participado en el homicidio junto con otros uniformados, en colaboración con Santiago Uribe, hermano del expresidente Uribe.
 
El documento de la Fiscalía dice que Meneses y el agente Alexánder de Jesús Amaya Vargas recibieron a Barrientos y otros ciudadanos en el Comando de la Policía y les aseguraron que los protegerían, para “después ellos mismos proceder a eliminarlos y finalmente acudir a este para tomarle fotografías y después presumir de su perversa capacidad de asesinar”.
 
“Se trata de un hecho que, no solo reprocha a sus autores sino que devela una actividad delictiva por parte de la Policía que para entonces se encargaba de proteger la vida, honra y bienes de los conciudadanos, concretamente aquellos de Yarumal y municipios aledaños”, señala la acusación.
 
Para la Fiscalía, el crimen de Barrientos hizo parte de la estrategia establecida por un grupo de personas, conocidas posteriormente como los 'Doce Apóstoles'.
 
 
 
Doce Apóstoles Colombia medida de aseguramiento asesinato cárcel Uribe Vélez policía