123481

El "eslabón perdido" que podría cambiar la historia del Palacio de Justicia

Justicia - Enero 31 de 2014, 2:43 pm
Garzón estuvo infiltrado durante varios años en el M-19, donde era conocido como 'Lucas'. Foto: Cortesía El Espectador.

Hace varios días la Fiscalía capturó un suboficial retirado que estaría infiltrado en el M-19 cuando se tomaron el Palacio de Justicia.

Según declaró el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, el recientemente capturado sargento Bernardo Alfonso, quien sería testigo de las desapariciones y torturas  durante la retoma del Palacio de Justicia, es el “eslabón perdido” del proceso.
 
El sargento Bernardo Alfonso, quien ya había declarado ante las autoridades hace varios años, entregaría a la Fiscalía información sobre la versión que asegura que el Ejército sabía del plan de la guerrilla del M-19  de tomarse el Palacio de Justicia en noviembre de 1985, según lo indicó la jefe de fiscales ante la Corte Suprema de Justicia, Marta Zamora. 
 
La funcionaria del ente investigador también  dijo que el hombre podría ayudar a esclarecer casos, incluso fallados, como el del magistrado auxiliar Carlos Horacio Urán Rojas, la guerrillera Irma Franco, entre otros. 
 
Zamora también explicó que pese a que Urán ya había declarado, hace unos 20 años, es indispensable tomar su declaración nuevamente. “Si bien él ya había rendido un testimonio hace mucho tiempo, su testimonio perdió credibilidad, en el sentido que se trató de demostrar que él no se encontraba en la ciudad de Bogotá para la fecha de los hechos del Palacio de Justicia”.
 
La funcionaria indicó que Garzón “como parte del Batallón Charry Solano”, a donde fueron llevadas algunas personas que posteriormente recuperaron la libertad, podría involucrar a altos oficiales en la investigación por el sangriento hecho.
 
El próximo lunes el sargento Bernardo Garzón será interrogado por la Fiscalía.
 
¿Quién es el sargento Garzón?
 
El sargento Bernardo Alfonso Garzón ingresó al Ejército en 1971 y hacía parte del grupo de inteligencia del batallón Charry Solano, que tenía como fachada La Asociación Nacional de Estudios Técnicos.
 
Garzón estuvo infiltrado durante varios años en el M-19, donde era conocido como ‘Lucas’.
 
Gracias a videos difundidos por Noticias Uno se pudo establecer que Garzón se encontraba muy cerca del Palacio de Justicia el día en que ocurrió la toma, aunque esto había sido negado en repetidas ocasiones.
 
En 1991, el militar le dijo a la Fiscalía y después a la Procuraduría que supuestamente la guerrillera Franco salió con vida del Palacio de Justicia y habría sido sometida a torturas y desaparecida por el personal del Ejército.
 
Además, Garzón vínculo  al oficial retirado excomandante de la Brigada 13, coronel Álvaro Velandia Hurtado, con las desapariciones de varios  guerrilleros y empleados del Palacio de Justicia.
 
NoticiasRCN.com
sangre muerte toma heridos desaparecidos