136851

¿Qué le suma y qué le resta Vargas Lleras a Santos?

Elecciones - Febrero 24 de 2014, 3:32 pm
Analistas dicen que Vargas Lleras atraerá votos de la centro-derecha colombiana. Foto: EFE

Expertos creen que el Presidente escogió al exministro como fórmula presidencial para apalancar su reelección.

La designación de Germán Vargas Lleras como la fórmula vicepresidencial de Juan Manuel Santos de cara a lograr un nuevo periodo en la Casa de Nariño es, tal vez, una de las jugadas políticas más arriesgadas de la actual campaña electoral y, sin duda alguna, la más comentada en los corrillos políticos de todo el país.
 
Eso porque Vargas Lleras es una de las figuras públicas más preparadas y reconocidas de Colombia, porque muchos lo califican con un "verdadero animal político", que puede opacar a Santos, y porque en todas las encuestas que se han realizado en los últimos meses supera al actual Presidente, no solo en reconocimiento y buena imagen, sino también en intención de voto.
 
Y aunque muchos recibieron con sorpresa el nombramiento del jefe natural del partido Cambio Radical como fórmula vicepresidencial, algunos analistas creen que esta alianza se ha venido cocinando desde la campaña del 2010 en la que Santos, luego de lograr la Presidencia, llamó a Vargas Lleras a sus toldas y durante su gobierno lo nombró en dos distintos ministerios antes de entregarle, hace pocos meses, las banderas de la reelección a través de la dirección de la fundación Buen Gobierno.
 
El senador de Cambio Radical, Carlos Fernando Motoa, celebró la alianza, y dijo que lo que Santos pretende es poder ganar en primera vuelta, aprovechando el apalancamiento electoral de Vargas Lleras.
 
"Creo que esta es una decisión muy acertada por parte del presidente Santos porque Germán Vargas, quien será un coequipero de lujo, le va a garantizar una victoria electoral en la primera vuelta y va a llevar a que un porcentaje alto de indecisos se incline en favor de esta fórmula ganadora", dijo Motoa.
 
Expertos en política dicen que Santos hizo una movida de jugador de póker en la que tuvo la carta de Vargas Lleras bajo la manga y solo la puso sobre la mesa hasta este punto, en el que su reelección no parece convencer al menos al 77% de los electores y en el que el proceso de paz se encuentra en un punto álgido. Para los analistas esta jugada busca garantizar votos en mayo próximo.
 
"Santos escoge como compañero de fórmula a un hombre que ofrece justo lo que él carece hoy: popularidad entre los colombianos y una imagen de ejecutivo capaz, que tuvo un muy buen desempeño cuando fue ministro del Interior y como ministro de Vivienda. Además arrastra la entrega de casas gratis, lo que le da caudal electoral, populista, sí, pero útil. Pero, sobre todo, Santos se alía con alguien que, aunque no ha hablado mucho sobre su postura frente al proceso de paz, es percibido con mucha fuerza en Colombia como alguien que es de centro-derecha y que tiene grandes críticas y también políticas duras en contra de la guerrilla de las Farc", explica el analista político Rafael Nieto.
 
Nieto compara la llegada de Vargas Lleras a la campaña de Santos con la llegada de Camilo Gómez a la campaña de la candidata presidencial conservadora Marta Lucía Ramírez.
 
"Guardadas las proporciones, es algo similar. Ella toma esa decisión para que sus detractores, quienes la acusan de ser una enemiga de la paz, vean que ella hace fórmula con alguien que tiene mucha experiencia en diálogos. Santos hace lo contrario: escoge a un político que marca una diferencia clara, que nunca ha sido amigo de acercamiento con la guerrilla pero que tampoco es radical como lo era Uribe".
 
Minutos después de haber sido anunciada su designación, Vargas Lleras dijo que había tomado la decisión de confiar en el Presidente y en el proceso que se adelanta con las Farc, y aseguró que en caso de que la paz sea firmada en Cuba él se convertiría "en un soldado" de Santos.
 
Esas declaraciones coinciden con la idea de que el nombramiento del exministro busca equilibrar las opiniones que existen en el país sobre los diálogos de La Habana. 
 
Así lo cree también el analista Alejo Vargas, quien opina que los sectores de centro derecha pueden asumir que Vargas Lleras garantizará que no haya concesiones a los miembros de las Farc, más allá de las que ya se han entregado hasta ahora, como, por ejemplo, la suspensión de las órdenes de captura de los miembros de la cúpula guerrillera. 
 
"Lo que logra Santos es calmar los ánimos de la centro-derecha del país. No solo porque Vargas Lleras viene de allí sino porque es un hombre de mucho carácter, que tiene mano dura y que no dejará que se desvíe el proceso. Además acaba con los rumores que riega la oposición de que Santos y los negociadores están entregando todas las concesiones que pide la guerrilla".
 
Por su parte, Juan Manuel Charry, constitucionalista y analista político, cree que la llegada de Vargas Lleras a la campaña reeleccionista es, además de una jugada política muy pensada y para nada sorpresiva, una designación más enfocada en una Colombia posterior a los diálogos de paz, en cualquier escenario: ya sea que se logre la firma del acuerdo o que se suspendan de manera definitiva.
 
"Yo veo la importancia de Vargas Lleras en la Colombia de dos años en el futuro, en un posible escenario de postconflicto. Él es un hombre que tiene talante para la guerra, que tiene un perfil más apropiado para tratar, si se llega a firmar la paz, con quienes no se desmovilicen y con los residuos guerrilleros que permanezcan. Yo no lo veo aportando a la paz sino al orden público", dice Charry.
 
El analista además cree que es posible que detrás de su designación como fórmula vicepresidencial haya un plan político a largo plazo. El analista considera que existe la posibilidad de que Santos esté dispuesto a abandonar la Presidencia, en caso de ser reelegido, para que Vargas asuma ese puesto. Pero esto solo en el hipotético caso de que se firme la paz de acá al 2016.
 
"Muchas veces Santos ha dicho que no es amigo de la reelección y que es más partidario de un periodo presidencial más largo, de seis años y no de cuatro. Ha dicho que aspira de nuevo es porque no le alcanzó el tiempo para concluir las negociaciones. Tal vez una vez se firme la paz él decida retirarse y que Vargas Lleras promueva una nueva reforma constitucional para revocar la reelección y ampliar el periodo presidencial".
 
El abogado Fernando Gómez tiene una opinión similar, pero cree que la alianza electoral busca únicamente que Vargas Lleras se catapulte como la opción presidencial, pero en el 2018. 
 
"Vargas no llega a apoyar el proceso de paz. Tiene una misión y es apalancar la reelección, pero su verdadero objetivo es poder reemplazar a Santos en 2018. La figura del vicepresidente es un poco limitada, pero Vargas tiene mucho carisma y es un hombre que ejecuta muy bien. Pero eso depende de Santos, del juego que le dé. Es probable que lo nombre en un ministerio y permita que extienda sus capacidades al resto del Gobierno, para que no se haga invisible, pero eso está por verse".
 
Finalmente, Rafael Nieto opina que la cara negativa de la elección de Vargas Lleras es que es un hombre difícil de controlar y que podría opacar al Presidente durante el siguiente periodo.
 
"Vargas es, tal vez, el político más fuerte que tiene hoy el Gobierno. Y si Santos recibió duras críticas de Angelino Garzón y no pudo controlarlo, menos lo va a hacer con un hombre como Vargas, quien tiene además mucho apoyo de los electores".
 
Y es que según la última Gran Encuesta, realizada por Ipsos Napoleón Franco, en caso de que el exministro hubiera decidido aspirar a la Presidencia, hubiera superado a Juan Manuel Santos ya que un 15% de los consultados afirmó que votaría por él, contra el 10% que lo harían por el hoy Presidente.
 
Sin embargo, todavía faltan más de dos meses para las elecciones y solo hasta entonces se podrá comprobar el verdadero efecto de la designación de Vargas Lleras y se podrá saber si sumó o restó a la campaña de Juan Manuel Santos.
 
Adolfo Ochoa Moyano/NoticiasRCN.com
germán vargas lleras Juan Manuel Santos reelección vicepresidencia elecciones Colombia política Adolfo Ochoa Moyano