272774

Jaramillo: con la firma de la paz se debe recuperar la confianza de ciudadanos

Diálogos de paz - Abril 19 de 2016, 9:08 am
Jaramillo defendió que para firmar los acuerdos de paz es necesario un liderazgo. Foto: AFP

Además, el alto comisionado para la Paz considera un "grave error" pensar que la paz sólo signifique el desarme de las Farc.

El alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, afirmó  que la firma de los acuerdos entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc debe desembocar en una verdadera "transición política" que recupere la confianza de los ciudadanos, especialmente de las áreas rurales.
 
"La activación de los derechos políticos está en el corazón de los acuerdos", por lo que es necesario crear mejores instituciones que garanticen estos derechos, defendió Jaramillo en una tribuna de prensa organizada por la Agencia EFE y Casa de América en Madrid.
 
Además, Jaramillo considera un "grave error" pensar que la paz sólo signifique el desarme de las Farc, ya que lo importante es "romper con los ciclos históricos de violencia" que han sacudido el país durante décadas.
 
Destacó que dos de los puntos más importantes de los acuerdos que se debaten en La Habana son los programas de reincorporación de las FARC a la vida civil y la refrendación de los pactos por parte del pueblo.
 
"Colombia tiene la última palabra a la hora de decidir sobre estos acuerdos", manifestó Jaramillo, quien también dijo que el objetivo del referéndum es que los ciudadanos sientan que participan y que pertenecen a los acuerdos: "Es una manera de construir una base política".
 
Para ello, manifestó, que el país debe lograr "una alianza de los programas nacionales con la participación ciudadana", un factor que considera eje fundamental de las negociaciones de paz.
 
El Gobierno y las Farc se pusieron como fecha límite el pasado 23 de marzo para alcanzar un acuerdo de paz, aunque finalmente no se concluyó a tiempo, por lo que se continúa negociando.
 
Jaramillo no quiso dar una fecha definitiva a la firma de los pactos, pero aseguró que espera que se suscriban "en los próximos meses".
 
Los acuerdos serán verificados por tres vías: el Gobierno Nacional, miembros de las Farc y representantes internacionales encabezados por la Organización de Naciones Unidas (ONU), señaló.
 
Jaramillo defendió que para firmar los acuerdos de paz es necesario un liderazgo, representado en la figura del presidente Juan Manuel Santos, y destacó el avance político que esto representa, ya que Colombia tuvo varios proyectos de paz precedentes que no fructificaron.
 
Otro de los puntos neurálgicos de las negociaciones es dar respuesta a las víctimas y reconocerlas, además de crear un sistema integral de verdad y justicia, construido "por y para" ellas y que evite que estos acontecimientos se repitan, añadió.
 
Con respecto a la polémica sobre la eventual impunidad de los guerrilleros, Jaramillo destacó que "hay un sistema inédito de incentivos, inédito en la negociación de paz, en que una guerrilla haya acordado con un gobierno que va a responder por los crímenes y graves violaciones a los derechos humanos que pueda haber cometido en unos términos que nos parecen absolutamente razonables".
 
El acuerdo prevé que los guerrilleros que reconozcan delitos graves tendrán entre cinco y ocho años de restricción efectiva de la libertad, aunque quienes no hayan tenido una participación determinante en esos crímenes tendrán una sanción de entre dos y cinco años.
 
Por otro lado, los que también reconozcan su responsabilidad pero de manera tardía, según el acuerdo, cumplirán penas de entre cinco y ocho años en prisión, mientras que quienes no asuman su responsabilidad en delitos pero la Justicia demuestre su participación podrán ser condenados hasta a veinte años de cárcel.
 
Aunque actualmente hay una parte de la sociedad que no está a favor de los pactos, Jaramillo confía en que en el momento que se llegue a un acuerdo con la guerrilla "todo cambiará".
 
Además, destacó que las Farc deben romper cualquier relación con el mundo de las drogas, porque si no resuelven este tema "no hay nada que hacer".
 
En la tribuna de prensa también estuvo presente el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, y asistió el expresidente del Gobierno español Felipe González.
 
Jesús Gracia expresó el apoyo absoluto de España al diálogo del Gobierno Santos con la guerrilla y reconoció que, aunque la paz no es fácil, hace falta "coraje político" para impulsarla. 
 
EFE
paz farc gobierno dinero poder