125561

Militar fue hallado en el local relacionado con 'chuzadas'

Bogotá - Febrero 4 de 2014, 2:14 pm
El CTI encontró libros de entrenamiento de hackers en el local. Foto: Facebook.

La empresa de seguridad del sitio aseguró desconocer cualquier tipo de operación ilegal que se desarrollara en el lugar.

En el allanamiento que realizó el CTI de la Fiscalía, el pasado 23 de enero, al local ubicado en el sector de Galerías en Bogotá, desde donde supuestamente se siguió ilegalmente a los miembros del equipo negociador del Gobierno en Cuba, se encontraron seis personas, una de ellas identificada como un sargento del Ejército.

El militar fue hallado en una sala herméticamente cerrada, supervisando varias cámaras de seguridad que rodeaban al local en el que funcionaba un restaurante y un centro de enseñanza informática, como supuesta fachada para tapar el centro de espionaje que fue denunciado por la revista Semana. 

En el operativo, el CTI encontró libros de entrenamiento de hackers y 26 computadores que tenían instalados programas para interceptar correos electrónicos, redes sociales y teléfonos celulares.

El fiscal general de la nación, Eduardo Montealegre, designó un grupo especial de fiscales para que investiguen el caso. 

La Fiscalía Generaó que en el restaurante fueron decomisados 26 computadores con un software especializado para interceptar ilegalmente. Además, informó que ya fueron interrogadas seis personas vinculadas con este caso.

De acuerdo con los investigadores, los elementos de cómputo contaban con programas para infiltrar las comunicaciones de teléfonos inteligentes y sus servicios de whatsApp, pin y otras redes sociales.

Por su parte, la empresa de seguridad encargada del lugar desde el año 2012 reveló que el servicio fue contratado a nombre de Buggly Hackerspace, inicialmente por un hombre llamado Néstor Paúl Cárdenas Corral, y luego por su representante legal junto a un socio, Juan Carlos Mejía Durán y Giovanny Alfonso Guerrero, respectivamente. 

"Vinieron aquí tres señores a solicitar el servicio las 24 horas. Inicialmente el señor Néstor Ramírez (…) Al día siguiente del allanamiento vino aquí el señor Juan Carlos a decirnos que estaba en un proceso legal, pero que nosotros estuviéramos tranquilos",  declaró Jorge Cabeza, representante de la empresa de seguridad privada Alerta.

Además, la empresa de seguridad indicó que ellos únicamente vigilaban las instalaciones del local  y desconocían cualquier movimiento supuestamente irregular de Buggly Hackerspace.

Noticias RCN intentó comunicarse con los representantes de Buggly Hackerspace, que cuenta con registro en la Cámara de Comercio, pero no hubo respuesta.

Aunque en el contrato aparece como Buggly Hackerspace, en el local donde funcionaba la empresa se lee Buggly Ethical Hacking Community.

Los investigadores del caso precisaron que es importante que se tenga en cuenta que cualquier sistema de interceptación de comunicaciones que se encuentre por fuera de las instalaciones de la Fiscalía, es considerado como ilegal.

NoticiasRCN.com/RCN La Radio

chuzadas Buggly espionaje diálogos farc paz gobierno