Noticias

Nacional
Foto: NoticiasRCN.com

Los rostros del atentado: estas son las vidas que se apagaron en ataque contra la Policía

Las víctimas del atentado son jóvenes cadetes que no superan los 22 años. Muchos de ellos eran deportistas que soñaban con hacer parte de la Policía.

18 Ene 2019 14:49Por: canalrcn.com

Cadete Alejandro Molina

Diego Alejandro Molina ingresó a la Escuela de Cadetes General Santander.

La familia del cadete diego Alejandro Molina, hoy sufre el dolor de su muerte. Tras el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, su padre, Jhon molina, asegura que si hubiera asistido a la ceremonia donde le daban la asignación de brigadier a su hijo la tragedia para su familia habría sido peor.

Antes del atentado el cadete Molina, había recibido una asignación como brigadier por descartase entre los mejores 50 de la institución.

Cadete Iván Rene Muñoz Parra

De familia humilde y oriundo del municipio de Barichara, en Santander, Iván Reina Muñoz Parra, murió en el centro Policlínico del Olaya, al sur de Bogotá.

El cuerpo del cadete será llevado al pueblo donde nació para su sepelio. Hoy Barichara llora la partida temprana de su hijo.

Cadete Cristian Camilo Maquilón Martínez

Cristian era un deportista dedicado que gozaba con participar en el lanzamiento de disco en los Juegos Olímpicos.

Tan rápido como se le veía en las pistas de atletismo y como su corta, pero exitosa, carrera deportiva, así fue la última llamada de Cristian Camilo a su familia en Chigorodó. El ataque terrorista se llevó al niño de la familia, a la esperanza del país en tener un deportista olímpico en el lanzamiento de disco, y al cadete con aspiraciones de General.

Su disciplina, valor y capacidad deportiva hicieron que la Policía le ofreciera en dos oportunidades una beca para estar en la institución.

Cadete Oscar Javier Saavedra

Era un joven disciplinado, respetuoso y dedicado a su carrera. En diciembre recibiría el ascenso a subteniente. También era un consagrado deportista cinturón verde en 'karate do'.

Cadete Diego Alejandro Pérez

Diego Alejandro Pérez siempre soñó con ser policía. Su pasión por la institución lo llevó a prestar su servicio como auxiliar en Tuluá y luego partió hacia Bogotá para hacer su carrera como oficial en la Escuela de Policía General Santander.

Su padre diego Pérez es intendente de la policía y lleva 23 años de servicio. Su hermano menor juraba bandera como patrullero hoy en Tuluá.

Cadete Alfonso Mosquera

Otra de las víctimas es un joven atleta de apenas 21 años. Era egresado del Sena y siempre se caracterizó no solo por su rendimiento académico sino deportivo. Llegó a ganarse hasta cuatro medallas de oro en diferentes justas deportivas en el país.

Alfonso Mosquera, era un atleta de 23 años que por sus logros deportivos ganó una beca para ser cadete en la Escuela General Santander.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar