150201

¿Qué efectos tendría la destitución de Petro?

Bogotá - Marzo 19 de 2014, 8:22 pm
Según el presidente, Petro contó con todas las garantías en su proceso. Foto: AFP.

Para algunos analistas la decisión del presidente Santos tendría un costo político en las urnas. Otros destacan la firmeza del mandatario.

Este miércoles, en medio de un agitado debate sobre el alcance de las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el presidente Juan Manuel Santos anunció que deja en firme la destitución e inhabilidad que por 15 años la Procuraduría General de la Nación dictó contra el mandatario capitalino.

Para el Gobierno, el sistema Interamericano de Derechos Humanos es un mecanismo complementario que aplica cuando el sistema judicial interno no funciona o cuando las personas están en peligro de muerte. Y en el caso de Petro se ha garantizado el debido proceso, según lo indicó el presidente, quien recordó que los tribunales nacionales resolvieron más de 300 tutelas que habían sido interpuestas por él y por sus seguidores.

"El Gobierno entiende la importancia y ha defendido el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, pero considera que el papel de dicho sistema es complementario y alternativo. Por lo tanto sólo debe operar en el caso de que no funcione o se dé una falla en el sistema interno (…) por todo lo anterior y ante la decisión de la CIDH, el Gobierno colombiano no acoge la solicitud de medidas cautelares", explicó Santos.

Sin duda se trata de una de las decisiones más difíciles que ha tomado el jefe de Estado en los últimos meses y para algunos tendría efectos en la campaña presidencial que adelanta, por medio de la cual pretende ser reelegido. Otros creen que el anuncio fortalece al mandatario y lo muestra recio en la defensa de las instituciones colombianas.

Sobre esto, el senador electo de la Alianza Verde Antonio Navarro aseguró que el primer mandatario perdió los votos del sector Progresista. "Había una parte de los Progresistas que estaban pensando en votar por el doctor Santos y con esto los perdió definitivamente. Esta factura la paga, esto no se queda así, esto se hincha señor presidente". 

De igual forma Navarro dijo que el presidente "incumplió su palabra", pues el mandatario –según él– le había manifestado a Petro que si había medidas cautelares de la CIDH, él las acataría. 

Navarro además apuntó que la decisión del presidente "embolató" la posibilidad de una oportuna decisión popular a través de la consulta de la revocatoria. Para el senador electo, el Gobierno no actuó de buena fe e impidió el uso de la democracia.

Clara López, actual candidata a la presidencia de la República, mostró una percepción similar. Ella afirmó que "el presidente estaba pensando en hacerle bien a su campaña, pero por el mal precedente frente la CIDH le va a hacer mal".

Así mismo, lamentó la decisión porque, según ella, la medida cautelar era necesaria para el desarrollo legítimo del proceso puesto que no se ha tomado "una decisión de fondo". "Con eso ha debilitado el sistema Interamericano de Derechos Humanos que ha servido muchísimo en Colombia, un país que no tiene un buen récord en materia de respeto a los derechos humanos".

Otra opinión expresó Alfonso Prada, representante a la Cámara, quien aseguró que la decisión tomada por Santos da un mensaje claro de un mandatario que "actúa con firmeza, que defiende la institucionalidad colombiana" y que respalda las decisiones nacionales. 

También dijo que el presidente no pensó en ganar o perder votos. "No es un cálculo político, aquí hay una decisión que sé tenía que tomar porque lo imponen las circunstancias. Los colombianos sabrán votar muy bien el próximo 25 de mayo".

Igualmente, Prada manifestó que la determinación del presidente garantiza a la CIDH que la justicia en Colombia actuó "de forma garantista" y que se llevó a cabo todo el proceso de manera transparente. 

Por su parte, el expresidente de la CIDH, Álvaro Tirado, dijo que la decisión del presidente rompió una tradición de respeto hacia ese tribunal y habló de posibles sanciones para el país. "La sanción sería política o la Comisión podría acudir a la Corte Interamericana", puntualizó. 

Por ahora, se espera que en las próximas horas Gustavo Petro abandone la Alcaldía de Bogotá y el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, se posesione como alcalde encargado.

NoticiasRCN.com

Análisis de la destitución del alcalde de Bogotá