272182

Bogotá busca garantizar la calidad de los refrigerios de los colegios distritales

Bogotá - Abril 12 de 2016, 6:29 am
En total son 20 plantas de ensamblaje que se encargan de empacar los refrigerios que posteriormente son transportados en cadena de frío a todos los colegios del Distrito. Foto Alcaldía de Bogotá

"El Distrito hace una inversión de 300.000 millones de pesos anuales tanto en refrigerios como en comida caliente", comentó Adriana González, subsecretaria de Acceso y Permanencia de la Secretaría de Educación.

Interventorías, transporte especializado y minutas de alimentación saludable son algunas de las medidas con las que se busca garantizan la calidad de la alimentación que reciben los estudiantes en los colegios del Distrito sea de excelente calidad.
 
"El Distrito tiene uno de los mejores programas de alimentación del país. Hace una inversión de 300.000 millones de pesos anuales tanto en refrigerios como en comida caliente, justamente para garantizar la calidad de los procesos", explica Adriana González, subsecretaria de Acceso y Permanencia de la Secretaría de Educación.
 
De hecho, para garantizar este proceso la entidad tiene anexos técnicos con una serie de requisitos que deben cumplir los contratistas para prestar el servicio. 
 
"Hay que hacer unas pruebas de laboratorio físico-químicas que nos permitan garantizar inocuidad en los alimentos que van a consumir, pero adicionalmente hacemos pruebas microbiológicas a lo largo de todo el proceso de la prestación del servicio de manera aleatoria tanto en las plantas de ensamble, como de productos que retiramos de los colegios a través de la interventoría, lo que nos permite garantizar la calidad en los refrigerios que entrega el Distrito", resalta González.
 
En la actualidad más de 700.000 estudiantes de los colegios del Distrito se benefician de alimentación escolar en la ciudad. Este programa es importante porque garantiza que las familias no tengan excusa para  no enviar a sus hijos a estudiar por qué no tienen con qué alimentarlos. 
 
La interventoría es adelantada por la Universidad Nacional, quien lleva a cabo visitas a las plantas de ensamblaje de los refrigerios todos los días.
 
"Además de manera aleatoria van recorriendo las instituciones para garantizar cómo llegan los productos, cómo se transportaron. Si hay alguna novedad que se llegase a presentar la interventoría lo señala o en el mismo colegio que revise los refrigerios debe anotar las novedades en unas planillas, eso le permite a la entidad posteriormente hacer unos descuentos si hay lugar a ello a estos contratistas", informa la funcionaria.
 
Así mismo, la Universidad Nacional adelanta la interventoría al componente de comida caliente, que actualmente es prestado por Compensar a través de un convenio de asociación que tiene con la Secretaría de Educación.
 
En total son 20 plantas de ensamblaje que se encargan de empacar los refrigerios que posteriormente son transportados en cadena de frío a todos los colegios del Distrito.
 
"Hay unas reglas y es que los refrigerios cuando se entregan en los colegios se deben consumir máximo dos horas después de su entrega, porque justamente estamos garantizando una cadena de frío y una conservación propicia del alimento", asegura González.
 
La funcionaria envió un parte de tranquilidad a los padres de familia. Según asegura, la inversión del Distrito en esta materia permite garantizar una alimentación de calidad.
 
"El refrigerio más barato que entrega el Distrito vale 1.700 y el más caro 2.700 pesos, eso no existe prácticamente en ningún lugar del país, excepto seguramente Medellín.  Bogotá hace un esfuerzo de casi el 85 por ciento de recursos propios y es una inversión alta, lo que garantiza que tengamos mejores refrigerios, mayor variedad. Nuestros niños no repiten refrigerios casi en 22 días y esto es muy importante", concluye la Subsecretaria.
 
NoticiasRCN.com
Refrigerios escolares programas de alimentación escolar Alcaldía de Bogotá