Noticias

Mundo Curioso
Fue al hospital por una tos y regresó a casa sin extremidades

Fue al hospital por una tos y regresó a casa sin extremidades

Una mujer de 51 años se dirigió al hospital al presentar una fuerte tos, pero tiempo después le diagnosticaron una enfermedad mortal.

20 Sep 2019 6:13Por: canalrcn.com

Se trata de Jayne Carpenter, una enfermera que llevaba una vida normal hasta que una tos le cambió todo.

Jayne, de 51 años, comenzó con una tos a la cual no le dio mayor importancia, sin embargo, días después expectoraba una flema de color oscuro, lo cual, como conocedora de la medicina, se le hizo extraño y decidió ir al hospital.

Según la mujer, quien reside en Reino Unido, se sentía cansada y sin aliento, por lo que recurrió a su médico de confianza quien le recomendó ir a urgencias.

Allí le diagnosticaron una supuesta neumonía, pero con el paso del tiempo su salud se deterioró y entró en estado de coma debido a que su presión sanguínea y sus órganos estaban fallando por un choque séptico.

Mujer fue al hospital por una fuerte tos y una vez allí tuvieron que amputarle las extremidades

La mujer resultó padecer de una complicación infecciosa grave llamada sepsis, una enfermedad en la que el organismo responde de manera inmunitaria y desbalanceada ante una infección, afectando directamente el torrente sanguíneo.

Este trastorno es considerado una urgencia médica, pues de no ser tratado a tiempo puede generar daños irreversibles en los tejidos y causar la muerte de quien la padece.

Por esta razón, Jayne pasó varias semanas hospitalizada luchando contra la enfermedad, sin embargo, los médicos anunciaron a su esposo Rob, que, para mantenerla con vida, era necesario realizarle una triple amputación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jayne Carpenter (@jclifewithnolimits) el

- Puedes marcharte si quieres.

- Me casé contigo no por tus brazos o por tus piernas, sino porque te amo.

La operación se realizó, a la mujer le fueron amputada sus piernas, un antebrazo y los dedos de la mano, situación con la cual no contaba y que cambió por completo su vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jayne Carpenter (@jclifewithnolimits) el

Su esposo se mantuvo a su lado, apoyándola en todo momento, pues la recuperación no solo fue física sino también emocional.

Carpenter aseguró que quiso acabar con su vida en varias ocasiones, pero halló la manera de salir adelante y superar este doloroso episodio.

Con el fin de mejorar su calidad de vida, Jayne desea recaudar 265.000 euros, comprar unas prótesis de última generación para sus piernas y lograr ser más independiente.

NoticiasRCN.com

Mantente al día con las noticias de hoy siguiéndonos en Google News.