Noticias

Mundo Curioso
El misterioso caso de una mujer que pasó 12 años sin poder hablar

El misterioso caso de una mujer que pasó 12 años sin poder hablar

Sus compañeros de colegio le decían que no podía hablar porque estaba “maldita” y que debía confesar sus pecados.

18 Oct 2019 17:10Por: canalrcn.com

Marie McCreadie, una joven de Reino Unido, perdió la voz debido a una pequeña moneda quedó atascada en sus cuerdas vocales. Sus compañeros de colegio le decían que no podía hablar porque estaba “maldita” y que debía confesar sus pecados.

En el año 1970, Marie McCreadie se fue con su familia del Reino Unido a Australia. Con apenas 12 año, era niña una saludable que disfrutaba de un viaje soñado. Todo comenzó a cambiar cuando sintió una molestia en la garganta.

FOTO: Marie, en 1970 cuando se perdió la voz.

Un día cualquiera, la menor despertó con un dolor de garganta y un gran resfrío, que se convirtió en una bronquitis. Días después ya había perdido la voz, pero creyó que sería algo temporal.

Seguían pasando los días y la joven no recuperaba la voz. Así transcurrieron 6 meses sin que Marie pudiera pronunciar una sola palabra o ruido. “Cuando me reía, ni siquiera se escuchaba una risa sofocada o un susurro. Y cuando tosía no emitía ningún sonido”, aseguró Marie McCreadie en la BBC.

Preocupada, Marie buscó ayuda profesional pero ningún médico logró ayudarla a recuperar su voz. La diagnosticaron erróneamente de laringitis y de “mutismo histérico”, un trastorno de personas que se niegan a hablar voluntariamente.

La vida de Marie en el colegio tampoco era fácil, porque no podía comunicarse con sus todos compañeros. "Yo siempre llevaba pequeños cuadernos de notas y una lapicera, y me dedicaba a escribir. Algunos de mis amigos podían leer los labios, pero no siempre".

Incluso una monja del colegio en el que estudiaba, dijo que Marie, era la “mujer del diablo” y que Dios la había castigado quitándole la voz.

A los 14 años la joven intentó quitarse la vida, razón por la que no fue admitida de nuevo en el colegio. Asimilando que tendría que vivir sin voz toda la vida logró aprender el lenguaje de señas y comenzó a trabajar con su madre.

Cuando tenía 25 años, la joven empezó a sentir nuevos malestares.  “Comencé a toser y empezó a salirme sangre de la boca. Pensé que me moría. Podía sentir algo moviéndose en el fondo de mi garganta. En un momento dado pensé que estaba tosiendo mis entrañas”, recuerda.

Después de varios exámenes los médicos detectaron que Marie tenía una pequeña moneda australiana en la garganta. Ese pequeño trozo de metal había estado atravesado en su garganta durante últimos 12 años, impidiendo que sus cuerdas vocales emitieran ningún sonido.

Con el tiempo, Marie aprendió a respirar y moderar el volumen de su voz. Y comenzó a hablar nuevamente, como cuando tenía 12 años.

NoticiasRCN.com