Un supuesto espía de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) detenido en Turquía bajo la sospecha de haber estado implicado en el asesinato de Jamal Khashoggi, se suicidó en una prisión de Estambul.