El multimillonario también era dueño de dos equipos profesionales en Estados Unidos, los Portland Trail Blazers de baloncesto y los Seattle Seahawks de la NFL.