El domingo, unas 800 personas se manifestaron en Chemnitz, donde grupos de ultraderecha y neonazis se organizaron para llevar a cabo una "caza de extranjeros".