La primera ministra británica, Theresa May, anunció dimitirá en dos semanas, cuando empezará el proceso para elegir a su sucesor como líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno del Reino Unido.

La salida del gobierno británico de la Unión Europea se daría el próximo 31 de octubre, aunque existe la posibilidad de que los ciudadanos vuelvan a las urnas para decidir si continuar o no.