Noticias

Internacional
Donald Trump Estados Unidos

El riesgo para EE.UU. sigue siendo bajo: Trump sobre coronavirus

Autoridades estadounidenses entregaron detalles, en rueda de prensa, sobre las medidas que adoptará ese país sobre la potencial amenaza por el COVID-19.

26 Feb 2020 18:56Por: canalrcn.com

En el marco de su anunciada rueda de prensa sobre las medidas que adoptará Estados Unidos para enfrentar a la epidemia del coronavirus, el presidente Donald Trump se mostró confiado en la estrategia y plan de contingencia que han implementado hasta el momento, y desde que se prendieron las alarmas por la propagación del virus.

Para Trump, “el riesgo para EE.UU. sigue siendo bajo", señalando que continuarán dando a la enfermedad el trato que han venido implementando.

“No queremos pánico, no hay razones para ello”, dijo Trump, señalando que las medidas que deben adoptar los ciudadanos comunes, no distan de las que instintivamente se tienen frente a una influenza común.  

“Hay que lavarse bien las manos”, dijo el presidente, a la vez que reiteró que los ciudadanos también deben ser responsables, aislándose en caso de sentirse enfermos.

60 mil personas mueren al año por influenza”, dijo el mandatario, desestimando la alerta mundial en torno a la enfermedad.

Vea también: Estos son los mitos más descabellados sobre el coronavirus que desmiente la OMS

Trump también anunció que el vicepresidente Mike Pence se pondrá al frente de las estrategias federales, aliviando la carga que actualmente tiene el secretario de Salud de EE.UU., solicitándole a este último que se centre en otros frentes como la reglamentación de precios de los medicamentos.

A su turno, Pence manifestó que sostiene reuniones con varios entes estatales, al igual que con el Senado, con el fin de tener disposición presupuestal en caso de ser requerida para la implementación de nuevas estrategias en la lucha contra la difusión de la enfermedad.

Sobre las medidas adoptadas por China, Trump señaló que ha estado en permanente comunicación con su homólogo Xi Jinping, afirmando que este realiza importantes esfuerzos para contener la epidemia.

Trump desestimó la existencia de posible información oculta frente a la COVID-19, minimizando los señalamientos de algunos periodistas en la rueda de prensa quienes recordaron que, durante la primera etapa del coronavirus, las autoridades chinas intentaron ocultar su gravedad.

“Él quiere volver a la normalidad”, reiteró Trump su apoyo al lider asiático.

Le puede interesar: Así debe lavar sus manos para disminuir probabilidades de contraer coronavirus

Dijo que desde Estados Unidos han venido colaborando a través de escenarios como la Organización Mundial de la Salud, a través de expertos y de conceptos de estos.

Sobre las restricciones de ingreso de viajeros provenientes de determinadas zonas del globo terráqueo, Trump dijo que “sí no hubiéramos tomado la decisión de restricción tendríamos más gente contagiada. Los demócratas me dijeron racista por la decisión”, afirmando que estudian posibles medidas respecto a países como Italia, donde el virus ha comenzado a dejar víctimas mortales.

Trump señaló que también estudiarán medidas frente a los estadounidenses que viajaron a Brasil para el carnaval, esto luego de confirmarse que este es el primer país con casos confirmados de coronavirus en Suramérica.  El presidente de EE.UU. señaló que tiene en Bolsonaro un amigo y un aliado en la región.

Durante la rueda de prensa también intervinieron otros funcionarios pertenecientes al cuerpo de apoyo científico. Una de ellas señaló que se sigue avanzando en la implementación de medidas y planes de contingencia, afirmando que pese a que el presidente Trump desestima la eventual gravedad del virus, la oportunidad puede servir para que instituciones, incluidos los centros educativos evalúen qué tan bien están preparados para la eventual contingencia.

Por su parte, miembros del personal de investigación y desarrollo señalaron que en tres meses o menos podría haberse desarrollado la vacuna, explicando que este plazo se extendería a su vez por otros seis u ocho meses en tanto el proceso de pruebas, lo cual la llevaría a ser aplicable en más o menos un año.

Lea también: Brasil reporta un paciente sospechoso de coronavirus

El experto señaló que el desarrollo de la vacuna se lleva a cabo con miras, no de combatir la actual cepa del virus, sino en prevenir el surgimiento de una nueva ola del virus en los próximos años.

Para finalizar, y en respuesta a la pregunta de una periodista, Trump afirmó que investigarán los señalamientos en torno a intereses por parte del sector fabricante de los tapabocas.

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar